viernes, 19 de abril de 2019

conversas.com
Diego Javier Lorente López
Director de la Banda Unión Musical de Meaño

Diego Lorente en el jardín de Hera (Grecia)
Tras lo vivido en Italia con la BUMM el maestro Diego Javier Lorente rinde homenaje estos días a los dioses de Olimpo en tierras griegas, donde disfruta de unas pequeñas vacaciones con su familia, pisando in situ el jardín y templo de Hera, lugares que inspiraron a José Suñer-Oriola para componer "El jardín de Hera", con la que la BUMM concurría al "Flicorno d'Oro". Atrás, un trabajo ímprobo para rubricar un concierto magistral en el “Flicorno D’Oro”, tanto que el jurado profesional lo premió con 96,88 puntos, la puntuación más alta no solo de la cita -con 35 bandas en liza que le hacía acreedora “Flicorno”-, sino históricamente de los 21 años del certamen italiano, reconocido como uno de los grandes europeos de las bandas de viento. Ayer miércoles noche, último capítulo de un viaje escalonado, con llegada a Meaño de todo el instrumental, maletas y vestuario que obligaba a la banda a fletar un porte de ida y regreso por carretera en camión, con la estampa de un grupo de  la banda descargando ayer y las familias recogiendo el material en la Praza da Feira.
Natural de Murcia, Diego Lorente llega a Galicia en 2006 para dirigir la Banda de Música de O Rosal, para en octubre 2013 asumir la dirección de la banda meañesa, justo después de que la BUMM consiguiera el primer premio en el WMC de Kerkrade, entonces bajo la batuta de David Fiuza. Desde entonces y por medio 100 kms. que le separan de A Garda -donde reside- de las clases y los ensayos de Meaño. Han sido seis años de un Diego Lorente que completa así el círculo con una remozada banda vanguardista que maneja registros variopintos y a tal calidad que se gana al público en cada concierto. 

“SI MEAÑO TUVIERA AUDITORIO EL PÚBLICO LLORARÍA ESCUCHANDO A SU BANDA”


Diego Lorente en el tempo de Hera (Grecia)
Supongo que desde el domingo ha recibido innumerables felicitaciones. Alguna ha supuesto un componente emocional añadido?
Sí, he recibido muchísimas en el teléfono. Entre ellas, la del director de la Banda de Barcelona, Pascual Vilaplana, la del director de Cullera, Carlos Garcés, que son referentes de la dirección en España, o la del mismísimo compositor italiano Franco Cesarini… Han sido muchas, todas y cada una muy emotivas.
¿Una dedicación suyo para este premio?
A todos los componentes de la banda y a la junta directiva que, juntos, han creído en este proyecto.
¿Cómo y cuándo le surge la idea de concursar en Flicorno D’Oro?
En 2009, cuando dirigía la Banda de O Rosal, quise acudir con ella a este concurso italiano, del que no se tenían muchas referencias aquí, pero que yo conocía muy bien. Tenía prestigio, y siendo en el norte de Italia, gozaba de una organización muy austríaca, exquisita, metódica, muy cumplidora con los horarios. Pero entonces era imposible: acudir a Italia con la Banda de O Rosal suponía una inversión que significaba poner en peligro la sostenibilidad de la escuela. A este certamen italiano ya habían ido varias bandas españolas, pero Meaño fue la de Galicia en hacerlo.
Cuando propone este reto en Meaño, ¿sonaba a osadía?
Al principio sí, pero al poco todos nos fuimos mentalizando, estudiando la fórmula para hacerlo viable. Era necesario contar con el dinero para tamaño viaje, y pisar el acelerador en el último año, haciendo más fiestas, poniendo más suela para hacer más caja y estar en condiciones de financiarlo. Luego se trataba de rebajar el coste, evitando una agencia y organizarlo por nosotros. Ello me hizo viajar el pasado mes noviembre a Italia, a las inmediaciones de Riba del Garda, para buscar el hospedaje para un centenar de músicos, una sala de ensayos, comida económica… era preciso austeridad. También negociamos los autobuses, los vuelos… Fue un trabajo ímprobo, pero nos permitió ahorrar del entorno de 8.000 o 9.000 euros. Y esa era la única manera de afrontarlo.

Dirigiendo a la BUMM en el Flicorno d'Oro


Musicalmente iniciaba el trabajo en noviembre, pero ¿cuándo empezó a notar que las dos obras a concurso empezaban a sonar redondas?
Yo no pensaba que íbamos a ir tan rápido. Tanto que me animé a que interpretarlas ya las dos en el concierto de Navidad, en Vionta, donde ya empezaba a sonar, se notaba que los músicos estaban con muchas ganas, una ilusión enorme, al público le gustaba… A partir de ahí fue creciendo con muchos ensayos y unas tres últimas semanas donde las sesiones eran ya rizar el rizo de la perfección en la dificultad. Además, el poder ensayar en Rovereto el viernes y luego el sábado, en sesiones intensas de mañana y tarde, fue la guinda para la máxima concentración de todos.

Felicitando a sus músicos en el Flicorno d'Oro
Ese carácter austríaco del certamen italiano ¿cómo traducía en la organización ese domingo?
Fue un protocolo exquisito con las bandas. Primero nos pasaban a una sala de calentamiento donde, a nuestro antojo, estuvimos calentando 40 minutos. Acto seguido nos pasaban a una sala ya de afinación, y para ello teníamos que hacerlo por un pasillo acristalado donde que atravesábamos en fila, mientas los familiares allí apostados nos alentaba un aplauso tan cálido  que resultó un momento tremendamente emotivo, nos dio un plus añadido para cargar pilas. En la sala de afinación estuvimos 20 minutos, luego una sala de espera para ordenar la salida al auditorio, lo cual teníamos que hacer por el patio de butacas, desfilando por delante del público que te recibía con un aplauso que alentaba. Después de la actuación tocó abandonar de igual manera la sala, en fila y con una ovación tan grande que nos ponía la emoción a flor de piel, estábamos notando que realmente habíamos cautivado al público.

En perspectiva, usted asume la BUMM en 2013. ¿Qué banda se encontró y que banda es hoy?
Meaño, como cualquier banda, tenía también capacidad de mejora, y la sigue teniendo hoy. Y eso que ha sido una banda que se ha ido renovando generacionalmente, fue aumentando el número de músicos hasta el centenar que es hoy, cada vez con más integrantes cursando estudios reglados en conservatorios, todo ello redunda en esa capacidad de mejora.

Con Serafín Zubiri y la BUMM EN 2018
¿Y por donde pasa esa margen de mejora futura ahora en Meaño?
Por un local de ensayos con capacidad para el centenar de músico que somos, esa en ya ahora una necesidad. Meaño precisa de esa infraestructura, tener mayor oferta cultural, que estamos en condiciones de ofrecer, Meaño tiene que apostar más por ello y menos por campos de fútbol.
El triunfo de la BUMM en el certamen de Kerkrade-2013 supuso la marcha del director David Fiuza. ¿El “Flicorno D’Oro” puede ser un punto y aparte ahora para Diego Lorente en Meaño?
Para nada, en mis planes no está marchar, mi ilusión es poder seguir con Meaño otra etapa larga, si la masa y los músicos quieren. Yo creo que sí, la banda está en un momento óptimo, muy unidos todos y eso se nota. Meaño además, amén de dirigir, me brinda la posibilidad de seguir ejerciendo como profesor de clarinete en la Escuela de Música, y yo necesito disfrutar enseñando del instrumento, porque eso me completa personal y musicalmente.

Diego Lorente en 2013 a su llegada a Meaño
¿Que nuevos proyectos tiene en en horizonte?
Ahora está el repetir este repertorio en el Festival de Bandas, luego en el Certamen Gallego y, por medio, toca devolver un concierto con el coro Liceo de Vilagarcía, que tenemos pendiente, y que no pudimos cumplir en su día al estar apurados con el “Flicorno D’Oro”.
¿La BUMM está más próxima al público por los variados registros que afrontan en estos últimos años: música sinfónica, rock, pop, jazz...?
Sí, porque el público y la sociedad es lo que ahora demanda. A mí me estaban llegando proyectos impresionantes, pero no tenemos ese marco, si lo que tocamos en Italia llega y cautiva al público, en Meaño, si tuviéramos un auditorio, y pusiéramos sobre el escenario  algunos de esos proyectos, la gente lloraría de emoción escuchando a esta banda, porque el potencial es enorme. Estamos dando pasos, pero tenemos que mirar al futuro con optimismo, es el momento para conseguir ese espacio, tenemos que intentarlo de lleno.
Y en esos registros y proyectos ¿sigue en mente un concierto de banda con un grupo de rock?
Sí, sigue en mente, lo mismo que un concierto con solistas y banda, que es otro de los eventos que me gustaría afrontar.
¿El premio italiano supuso una inyección económica?
No, amén del trofeo recibimos un clarinete de la marca Yamaha, valorado en 3.500 euros. Pero lo más importante es este tipo de evento no es lo parte económica, sino el prestigio que le da a la banda ganadora y, en nuestro caso, la vivencia que hemos tenido y que se quedará para siempre. Ha sido único, inolvidable para todos.


BUMBUMMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMMBUMBUMBUMBUMBUMBUMMBUMBUMBUMBUM

EL GESTO: El Café-Bar se soltaba a invitaba en la tarde de Jueves Santo a toda la BUMM -tal y como hizo en 2013 con Kerkrade- a un suculento ágape por el "Flicorno d'Oro", una invitación a la que acudieron unas 70 personas, entre músicos y directivos. Un gesto que bien vale un aplauso y nuestro reconocimiento, o no?. Aquí os dejamos una fotografía del momento, gentileza de la BUMM





miércoles, 17 de abril de 2019


Lo de la banda Unión Musical de Meaño no es flor de un día. Y es que aquel mítico a aquel primer premio del “World Music Contest de Kerkrade” en 2013 en Holanda, considerado el mundial oficioso de la bandas de música, se ha unido otro de los grandes preciados certámenes europeos, el “Flicorno d’Oro” italiano. Lo conseguía el domingo al obtener la mayor puntuación de las 35 bandas concursantes y además con un récord histórico. El maestro Diego Javier Lorente en la dirección es el de los gran artífice de un logro encomiable.

Concierto de la BUMM en el Flicorno d'Oro

BRAVÍSSIMO: LA BUMM CONQUISTA L'ITALIA

Cartel oficial del premio Flicorno d'Oro
Meaño concurría al certamen dentro de “categoría superiori”, que aunaba a diez formaciones. Amén del premio que la organización dispensaba por cada categoría, se contemplaba como galardón añadido y más preciado del certamen, el “Flicorno d’Oro”, que se otorgaba a la banda que obtuviera la puntuación más alta al total de las 35 concursantes en esta edición.
El jurado, que emitía su fallo al filo  de las 23 horas, otorgó el primer premio de la “categoría superiori” a la BUMM y, como colofón se hizo público el gran premio de la noche: el “Flicorno d’Oro”, que viajaba así a Meaño al concederle la puntuación más alta del certamen, 96,88 puntos sobre un total de 100, por encima de los 94,88 de la húngara Bartok Concert Wind Band, y los 94,29 de la croata Pihalni Orkester SVEA de Zagorje. Unos 96,88 puntos que, históricamente, se considera la puntuación más alta de los 21 años del preciado certamen italiano.
Nada más comunicarse en una sala abarrotada el fallo desató una auténtica marea verde -con las camisetas en ese color diseñadas para la BUMM- que, corriendo desde el patio de butacas, irrumpió en el escenario con una alegría desbordada. Mientras, el director Diego Javier Lorente se fundía en lágrimas al ver recompensado un trabajo de meses, y mismo de años en su dirección de la banda que asumía en octubre de 2013.

La "marea verde" posa tras la recogida del premio
El éxito del humilde
El de la BUMM era un éxito humilde, sin parangón, protagonizado por una banda gallega amateur, de un municipio de 5.500 habitantes, que competía con bandas de ciudades consolidadas, algunas de ellas profesionales, y que concursaba en representación de nueve países europeos que, amén de tres bandas españolas más la italianas, procedían otras de Austria, Francia, Alemania, Bélgica, Eslovenia, Chequia y Croacia. Añadido además, la juventud de los instrumentistas meañeses que, junto con una banda francesa, llegaba con la media más joven de las formaciones concursantes. Una interpretación magistral de “Il Guidizio Universale” (“El juicio universal”) del italiano Camillo de Nardis -fijada por la organización-, más luego “El jardín de Hera”, de Suñer Oriola que encandiló por su extrema complejidad y sonoridad, y a la que luego felicitaciones de melómanos, músicos y hasta directores italianos con la alocución “bravíssimo”.

Tromonistas de la BUMM antes el día del concierto en Italia
En el patio de butacas la banda meañesa no estuvo sola, por cuanto los 105 músicos que se plantaron sobre el escenario, estuvieron acompañados por medio centenar de meañeses que viajaron esos días a Riva del Garda. Los más atrevidos, aprovechaban una efímera escapada de dos horas y medio por carretera para acercarse a Venecia, porque el domingo a las 11,10 horas, la gran cita estaba en Sala Garda del Palacio de Congresos para seguir a su BUMM. Entre los desplazados la propia alcaldesa de Meaño Lourdes Ucha que, amén en su condición de regidora, viajaba también como madres de tres componentes de la banda.

Trompetistas de la BUMM
Tras los premios la noche del domingo fue larga, con festejos que la banda que llegaban hasta altas hora de la madrugada. Pero pronto tocó madrugar, por cuanto un primer reemplazo de 60 instrumentistas -los más jóvenes- acompañados por Diego Javier Lorente, el presidente Óscar Rial y el directivo Fernando Pensado, regresaba el lunes vía Oporto, pisando de nuevo Meaño en un autobús a las 15,30 horas. A pie de la Praza da Feira eran recibidos por un nutrido grupo de familiares, mientras al fondo, colgada del escenario, una pancarta rezaba: BUMM Campións de Italia “Flicorno d’Oro”, flanqueado por el escudo del concello meañés. Hoy miércoles al filo de las 21,30 llegaba el último remplazo, el del portes de instrumenación y vesturario. Y para mañana Jueves Santo, el café Bar Lage tira de gentileza e invita toda la banda a un ágape a las 19,30
           
Diego Lorente
El director Diego Lorente y la BUMM en el concierto italiano
Diego Javier Lorente reconocía que “lo vivido Italia con la banda de Meaño fue lo más bonito que me ha acaecido  musicalmente en mi vida. Y no sólo el premio, sino la enorme calidad humana mostrada por todos los músicos y los meañeses que nos acompañaban y que se desvivían por ayudarnos”. El maestro admitía que la emoción le pudo en el fallo de jurado: “pasaban los premios, un tercero, un segundo… y no caía ninguno, veías como se estrechaba el margen, la adrenalina en esos momento es máxima, y cuando la presentadora dice nuestro nombre, te vienes abajo… Y brotaron las lágrimas por doquier”.
“El viaje de los 104 músicos me había supuesto además un trabajo ímprobo de organización: aeropuertos, autobuses, hoteles, local de ensayo, ir pagando todo… Eran muchas cosas en mi cabeza, responsabilidad, más de 100 horas en ensayos acumulados desde diciembre. Y, la verdad, todo salió redondo, los solistas estuvieron magníficos, y yo mismo me sentí muy lúcido sobre el escenario”. “Ahora -agrega- toca el festival de bandas del día 28 en Meaño, en el que ofreceremos el mismo repertorio en que Italia, y que esperamos sea un punto de encuentro para que la gente ofrezca en la plaza un cálido homenaje a la es su banda”.

Músicos del número 1 del "Fliscono d'Oro"
Por un local digno
Por su parte el presidente Óscar Rial reconoce que “el Flicorno d’Oro evidencia que aquel de Kerkrade en 2013 no fue fruto de una casualidad, “porque hemos repetido un galardón internacional seis años después, y mismo con el primer premio en el Certamen Galego de por medio”. Un presidente que espera que el galardón suponga un espaldarazo por parte de la administración gallega y provincial (Xunta y Diputación) “porque la banda de Meaño conquista Kerkrade y ahora Italia, llevando consigo el nombre de Pontevedra y Galicia”. La otra demanda pendiente que apremia en Meaño es un local de ensayos amplio y digno, o el frustrado auditorio, tantas veces dormido en promesas electorales.

El segundo reemplazo de la BUMM tenía prevista la llegada martes al filo de la tres de la madrugada, también vía Oporto. Un vuelo en que viajaba la alcaldesa Lourdes Ucha, quien reconocía ayer tarde, que  “el Flicorno D’Oro ha sido un broche redondo también a fin de mi etapa como alcaldesa y que me enorgullece como representante de los vecinos. Comencé implicándome en 2013 para buscar contribuir a  financiar aquel viaje a Kerkrade, y hoy se cierra el círculo”.

Familiares que arropaban a sus músicos en el concierto de Italia
Un viaje que ha supuesto a la BUMM un coste de 50.000 euros, entre ellos el porte de la instrumentación por carretera que obligaba a suscribir un seguro dado el enorme valor de material portado, y que estará de regreso en Meaño mañana miércoles. Una cuantía que se sufraga con el dinero que ha recabado por propia banda en las actuaciones de los dos últimos años, y a lo que espera sumar aportaciones de la Xunta y concello, si bien, en el alero, una petición remitida a la Diputación de Pontevedra sobre la que todavía no le ha llegado respuesta.


 ÁLBUM DE FOTOS, gentileza de la BUMM & familiares 









Director, presidente y miembros de la Directiva en Italia









Llegada a Meaño y recibimiento del primer reemplazo.
Lunes 15 abri, 15,30 horas










Regreso del instrumentala Meaño , miércoles 17 de abril, 21,30 horas


sábado, 13 de abril de 2019

LA BUMM CALIENTA MOTORES PARA EL "FLICORNO D’ORO” 

Primer ensayo en Revoreto. Foto: BUMM
Segundo día de estancia el de hoy sábado día 13, preparando su concierto la Banda Unión Musical de Meaño para concursar en el "Flicorno D'Oro". La cita, mañana domingo 14 de abril a las 11,10 en la Sala Garda del Palacio de Congresos de Riva del Garda, una población del norte de Italia, de unos 15.000 habitantes que organiza el preciado certamen italiano. En liza, 35 bandas en representación de nueve países europeos, entre ellos España con tres formaciones.

Otra instantánea previa al ensayo en Italia. Foto BUMM

Sin descanso
En la sala de la Banda del Liceo de Revoreto. Foto: BUMM
No ha habido un momento descanso para la banda meañesa que, hospedada en Rovereto, realizaban ensayos intensivos en la sala de la Banda Liceo Antonio Rosmini, primero en la noche del viernes nada más llegar y de nuevo hoy sábado, en doble larga sesión de mañana y tarde, todo para dejar el repertorio a punto para la cita de mañana. El suyo será un concierto de 45 minutos, con el pasodoble “Las Arenas” de Luis Morales, como pieza de presentación a modo de apertura, y luego la obra obligada fijada por la organización, que es el poema sinfónico “Il Guidizio Universale” (“El juicio universal”) del italiano Camillo de Nardis (1857-1951), y como libre, “El jardín de Hera”, del compositor valenciano José Suñer Oriola.

Financiación
Todo a punto para el ensayo en Italia. Foto: BUMM
Esta participación en el certamen italiano le ha supuesto un importante coste económico a la formación meañesa. Y es que al desplazamiento por vía área se unen los autobuses, necesarios para trasladarse desde el aeropuerto de Bérgamo e Rovereto durante dos horas y media, y recorrer hoy los 23 kilómetros hasta Riva del Garda, en cuya Sala Garda del Palacio de Congresos actúa la BUMM con 105 músicos sobre el escenario, dirigidos por el maestro Diego Javier Lorente López.

Otro domento del ensayo en Italia. Foto: BUMM
Amén de la estancia de este fin semana, se une el traslado de la instrumentación y vestuario desde Meaño, que partía en un camión por carretera ya el pasado martes. Todo ello eleva los gastos en su conjunto a una cifra que ronda los 50.000 euros. Para sufragarlo la banda meañesa ha venido trabajando los dos últimos años con el objetivo de destinar las recaudaciones de sus actuaciones al viaje a Italia. A ello sumará una subvención requerida para tal fin al concello de Meaño, que todavía no se ha fallado, pero que la regidora Lourdes Ucha, presente con la expedición este fin de semana en Italia, anticipa que sí se concederá.

Agradecimiento
Componentes de la banda en Italia hoy sábado. Foto: BUMM
Excelentee comportamiento de los chavales –reconocía el director Diego Javier Lorente- todos estamos muy ilusionados. Mañana toca madrugar a las 7 y salir a las 9 para estar en Riva del Garda con tiuemp. Es preciso tener un día muy lúcido, tanto los músico comoyo, pero somos optimistas con estar a la altura y hacer un muy buen papel”. “Mi agradecimiento -agrega-, que es poco, a la labor de toda la junta directiva, a Óscar, Nita, Fernando, Merchi, y a los directivos músicos, Pablo, Diego, Chaves… y a todos los músicos que han creído todo un año en este proyecto y hacer posible financiar este viaje de 114 personas.


  Álbum de fotos, hoy sábado 13 de abril, en el momento de la cena. Cedidas por BUMM  












































viernes, 12 de abril de 2019

LA BUMM RUMBO AL “FLICORNO D’ORO” ITALIANO

El primer reemplazo partiendo de Oporto
Hoy viernes partía la Banda Unión Musical de Meaño rumbo a Italia para participar el domingo en el “Flicorno D’Oro” (Fliscornio de Oro), considerado el mejor certamen de bandas de viento en el país trasalpino. Lo hacía saliendo un primer grupo desde Meaño -los más jóvenes- a las 3 des esta madrugada para desplazarse en autobús hasta Oporto donde, acompañados por el directo Diego Javier Lorente, tomaban un vuelo a las 9 de mañana. Un segundo reemplazo partía a las 13 horas desde Santiago de Compostela, ambos grupo con destino al aeropuerto internacional de Orio al Serio en Bérgamo.

Otra imagen a la hora de embarcar en Oporto
Un centenar de músicos
Desde ahí les esperaban dos horas y media en autocar hasta Rovereto en la zona del Trento, donde se aloja la expedición, integrada por 114 personas, de ellos 104 músicos y 10 directivos, abanderados por el director Lorente López más el presidente Óscar Rial. Al margen viaja también una treintena de padres para arropar el domingo a la BUMM en el concierto del certamen, entre ellos la propia alcaldesa Lourdes Ucha, así como el alcaldable de Meaño Independente José Manuel Aspérez, movidos en ambos casos por el hecho de que sus respectivos hijos -tres de la regidora- son músicos de la banda concursante.
Y una vez instalados, hoy vienres a las 22 horas les tocará un último ensayo. Será en la sala de la Banda Liceo Antonio Rosmini en Rovereto, sesión en la que contarán ya con la arpista italiana Andrea Celeste, que completará el plantel de la banda para el certamen. Mañana sábado, jornada de descanso para afrontar el domingo la participación en el “Flicorno D’Oro”.

Una vivencia única
A la llegada al aeropuerto a Bérgamo
El director Diego Javier Lorente reconoce que, como director, es su primer certamen fuera de España: “un certamen fuera -afirma- no es más prestigioso que otros en España, pero no es menos cierto que, al ser un evento internacional fuera de España, resulta mucho más excitante por la experiencia y la vivencia que ello va a suponer para todos nosotros”.
Lorente López apunta que la formación meañesa, desde el pasado mes de noviembre, “ha dedicado más de 100 horas en ensayos para preparar exclusivamente esta cita, con sesiones añadidas por secciones para engranar mejor las obras”. “Nosotros -agrega- viajamos con la expectativa de hacer un gran papel, el estar al nivel de las bandas que resulten premiadas, porque luego los galardones en este tipo certámenes se deciden por detalles, las sensaciones con que se quedan los miembros de jurado y, en ocasiones, entran en juego otras pequeñas cosas”.

En autobús rumbo a Rovoreto
35 bandas
El certamen se celebra este fin de semana en Riva del Garda -a 23 kms de Rovereto, donde se hospeda la banda-, localidad de la provincia de Trento, enclavada en el norte de Italia, cercana ya a la frontera con Austria. Se inicia hoy viernes y continúa mañana sábado más luego domingo, un evento de pago, no en vano el público debe pagar 12 euros de entrada por jornada. Sobre el escenario de la Sala Garda del Palacio de Congresos serán 35 bandas y orquestas las que, divididas en cuatro secciones, se disputará los galardones. En su mayoría son formaciones italianas, más otras procedentes de Austria, Francia, Alemania, Bélgica, Eslovenia, Chequia y Croacia. A ellas se unen tres españolas, que son la tarraconense Banda Sinfónica de Reus, la conquense Agrupación Musical San Clemente de la Mancha, y la propia Unión Musical de Meaño, participando ésta en la “categoría superiori” disponiendo sobre el escenario un plantel de 105 músicos.

Previa al ensayo, sala de la Banda Liceo A. Rosmini en Rovereto 
Domingo a las 11,10 horas
Su turno de concierto será el domingo 14 de abril a las 11,10 de la mañana en la Sala Garda del Palacio de Congresos. Dirigida por Lorente López la BUMM interpretará, a modo de presentación, el pasodoble “Las Arenas” de Luis Morales, para acto seguido ofrecer, como obra obligada fijada por la organización, el poema sinfónico “Il Guidizio Universale” (“El juicio universal”) del compositor italiano Camillo de Nardis (1857-1951). Y a ello le seguirá como obra libre “El jardín de Hera”, del compositor valenciano José Suñer Oriola, elegida por su impacto y complejidad con casi 20 minutos de duración, para completar así un concierto de la BUMM que se irá de 45 de duración.