sábado, 24 de enero de 2015

LOS CALLOS REINAN EN LA GÉLIDA NOCHE DEL SAN AMARO DE MEAÑO

NOTA: Durante esta semana (do 24 ao 31 de xaneiro) podes ver una ampla 
selección de fotos de San Amaro na pestaña "Meañoleando"

Oh! Miragre do santo! Observa as fotos, fíxate nas camisetas dos organizadores e descubriralo:
Antes do miragre...

... E despois. Pero que costa? Se sempre foi San Amaro, ou non?
(Ata o párroco mudou de cara co "cambiazo")
oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

El párroco José Manuel Taibo ofici de cicerone y sirvió los callos
Ni la gélida noche ni la lluvia disuadieron al centenar de vecinos asiduos al San Amaro meañés que el sábado 17 se congregaron en el recinto de la pequeña ermita para, como manda la tradición, dar cuenta de la tradicional degustación de callos que la organización sirve de manera gratuita entre los presentes. Esta vez estuvo precedida de otra degustación de empanada que empezada a dispensarse a las 22,30 horas mientras sonaba la música del dúo “Marema”. Eso sí, como es costumbre en esta peculiar fiesta de invierno meañesa, cuando entraron las dos grandes ollas de callos la música cesó para iniciar una degustación a la que se sumaron todos los presentes, músicos incluidos. Y es que el San Amaro meañés aúna a todos.

Isidoro Fontán dirigió un años más las tradiconales "poxas"
Previamente al mediodía se había celebrado una misa en honor al santo tras la cual tuvo lugar una segunda tanda de “poxas” -la primera se celebrara al jueves, jornada propia de San Amaro- con las dádivas ofrecidas al santo. Más fría que en otras ediciones, la subasta discurrió rápida, sin apenas piques en las pujas y con precios ya atinados a las primeras de cambio. Entre las ofrendas subastadas, cuatro gallos de corral, el mejor de los cuales se adjudicó por 25 euros, precio módico si lo comparamos con los 10 euros en que se cerró una caja de espigas de maíz u otros 10 de una bolsa de naranjas. Pero estando en Meaño el albariño fue una vez más el rey de las "poxas", con una veintena de botellas, algunas de prestigiosas marcas, se que fueron subastando en estuches.

María Morgado y Manolo "Vila" dando buena cuenta de las generosas raciones
Por la noche la peculiar verbena mantuvo las pautas que dan éxito año tras año a esta fiesta: comenzaba a última hora de la tarde, con un dúo musical que, ya conocedor del espíritu del evento, interactúa con el público, mientras la comisión, liderada por el cura párroco José Manuel Taibo, sirve, ente coña y coña, degustaciones gastronómicas entre los presentes. Cuestión obligada por parte de estos, una vez degustados los preciados callos, la crítica culinaria sobre el calórico plato que durante el día se cocinaba a fuego lento en los fogones del restaurante meañés “Casa Rodiño”, críticas que esta edición resultaron por unanimidad positivas, tanto que muchos se animaron a repetir la ración -pese a tratarse de la cena- en dos y hasta en tres ocasiones. Y es que ni salados, ni picantes, ni fuertes, esta vez todos los comensales coincidían en que los callos estaban “en el punto justo, sabrosos y con su pizca de gracia”.

Una queimada coronó la noche al filo de la hora bruja
Para completar la improvisada cena, regada con vino tinto país y refrescos, se sirvieron los postres a base de roscón y galletas de chocolate, coronado todo ello al filo de la medianoche con una gran queimada elaborada in situ para acabar de animar los espíritus más fríos. El baile, las bromas y el buen humor, receta obligada en cada fiesta del San Amaro meañés, siguió presidiendo el recinto durante un par de horas más Acogedora, familiar, "enxebre", así es esta tradicional fiesta de aldea que se ha ganado el corazón de la gente. Desafiar al frío y la lluvia ha valido un año más la pena.

NOTA: Durante esta semana (do 24 ao 31 de xaneiro) podes ver una ampla 
selección de fotos de San Amaro na pestaña "Meañoleando"


domingo, 18 de enero de 2015

As palabras e os días: JORGE DOMÍNGUEZ, a voz

(PARTE II)


Jorge Domínguez saúda aos reis de España, foto anos 90
Nesta entrega abrimos este Ventanuco á segunda e última parte do audio-vídeo coa voz do que fora alcalde de Meaño Jorge Domínguez Rosal (1991-2012). A grabación pertence ao día 16 de decembro de 1994 con motivo da charla coloquio mantida no foro de debate “A Cova do Trasno”, que promovía a asociación cultural e deportiva GAM no entonces local social da entidade, sito en As Covas, local que fora antiga barbería de Manuel Radío e que enchera para a ocasión as 40 cadeiras do seu aforo. Baixo o título de “Meaño: un concello, cara onde?” Jorge Domínguez fala nesta segunda entrega de como vía el o municipio, palabras que, aínda que lonxanas no tempo, manteñen hoxe unha vixencia plena. O noso agradecemento a Marcos Castro, sin cuxa colaboración no sería posible a este proxecto. Para velo pincha no icono de “play” que aparece abaixo. Tamén podes pinchar nos enlaces que dispós debaixo se queres escoitar o audio completo da charla.



Se queres escoitar o audio completo da charla coloquio pincha nos seguintes enlaces:

Jorge Domínguez na "Cova do Trasno" (1994), parte I

Jorge Domínguez na "Cova do Trasno" (1994), parte II


sábado, 10 de enero de 2015

conversas.com
Pilar Domínguez Panadero
Asistenta social del concello de Meaño

Es una de las caras más conocidas del concello meañés, no en vano este 2015 cumplirá 20 años en su labor como asistenta social. La suya, como toda la del departamento que dirige, es una labor discreta desde la planta baja del consistorio, gestora unas veces, consejera y hasta confidente en ocasiones de situaciones complejas “porque tratas con emociones o necesidades básicas de personas ó familias”. Natural de Caldas -si bien vive afincada desde hace años en Meis- Pilar Domínguez coordina actualmente un grupo de 15 personas que trabajan a tiempo total o parcial en los servicios sociales de un concello que sigue apostando, tal y como hacía con Jorge Domínguez, por “blindar su política social” en palabras de su alcaldesa Lourdes Ucha.

"CON LA CRISIS HA AUMENTADO LA POBREZA, PERO AHORA ES DISTINTA, NO SE VE TANTO”

Pilar Domínguez en su despacho del concelllo de Meaño
¿Cuál es la problemática más habitual que abordan desde los servicios sociales en Meaño?
En muy variada: tercera edad, mujer, menores, familias sin recursos, acceso a la justicia gratuita, ley de dependencia, actividades… No hay una dominante. Cierto que en los últimos años seis o siete años se incrementó todo lo relacionado la emergencia social.
Consecuencia de la crisis, supongo.
Sí, ha sido un incremento muy importante. Antes eran casos muy contados, pero ahora no tenemos unas 30 familias que necesitan de esa ayuda de forma permanente. Antes, aquellos casos contados eran pobreza más evidente; ahora, en cambio, es una pobreza que no se ve tanto, pero que en realidad existe dentro de algunas casas, y si no hay más es porque las familias se apoyan entre sí, los abuelos aportan de sus pensiones y eso crea a la vez también pobreza en ellos y en el resto del núcleo familiar.
¿Existen casos de familias que rechacen la ayuda que les brinda el concello al entenderla como caridad?
Puede que exista algún caso, pero no, la inmensa mayoría sí la aceptan.
Destaque algún proyecto del programa de emergencia social.
Destacaría dos. Por una parte el de “axuda no fogar”, ocho cuidadores con que cuenta el concello y que acuden a los domicilios de las personas que precisan de este programa entre a razón de una hora-hora y media diaria durante seis días de la semana, si bien el tiempo varía en función de cada caso: realizan tareas de aseo personal, limpieza de vivienda, comida… Es un servicio que se financia a tres bandas: Xunta-administración central, concello y una tercera que aporta el usuario en función de sus ingresos. Y por otra parte está el programa “meriendas saudables” pensado en familias necesitadas con menores a cargo: todos los lunes se pasan por el concello y reciben un lote de alimentos a base de fruta, lácteos, pan… que son las meriendas de sus hijos pequeños durante la semana. En él están unas 18 familias.
¿Y cómo afectaron los recortes al programa de emergencia social?
En el caso de Meaño los recortes no afectaron porque el concello sigue fiel a su compromiso de mantener la política social en su integridad. Cierto que hubo recortes desde arriba, pero el concello trató de paliarlos aportando él más dinero para que esos recortes no se notaran. Y es dinero es necesario porque el concello está asumiendo un rol que antes no hacía, pero que en las circunstancias actuales es necesario: aporta alimentos, ropa, algún dinero para medicación, para pagar la factura de electricidad… incluso algún gasto de sepelio en caso de extrema necesidad.
¿Y qué piensa usted cuando oye la posibilidad de sea Xunta o Diputación quienes absorban los servicios sociales de concellos pequeños, caso de Meaño?
Que es un error. La administración local es la que está más próxima al ciudadano, ninguna otra conoce mejor las necesidades de sus vecinos o de las familias, y eso se hace más evidente en situaciones como la actual. Nadie mejor que la administración local para asumir esta función, lo otro sería iría en detrimento de los propios ciudadanos.
Ley de dependencia ¿Cómo está la situación en Meaño?
Desde 2007 hemos tramitado unas 300 solicitudes, demandando libranzas, esto es, una pensión para pagar un familiar a modo de cuidador, o servicios como el de “axuda no fogar”. En este momento en Meaño existen 60 solicitudes de libranzas resueltas favorablemente y 18 de “axuda no fogar”. Ahora, dada el momento económico actual es muy difícil que concedan libranzas, suelen resolver concediendo otros servicios. Otras muchas de las solicitudes se desestiman al no alcanzar los puntos mínimos para una resolución favorable.
¿Tiene constancia de casos en Meaño de familiares que hayan tenido que dejar su puesto laboral por atender a su padre, madre, hijo dependiente y no recibir prestación alguna?
Sí, hay casos, sobre todo de mujeres, que son las que asumen más ese papel de cuidadoras.
Otro ámbito de actuación son los adolescentes. ¿Se han registrado casos de bullying en el municipio de Meaño?
Hasta ahora no, por lo menos que tengamos constancia.
¿Existe alguna problemática que preocupe con los adolescentes meañeses?
Lo que más el abandono escolar, esto es, adolescentes que debían estar en clase pero que faltan en exceso. Lo empezamos a notar desde hace seis ó siete año para acá. Concebimos entonces un programa innovador que fue el “educador na rúa”, una propuesta que planteamos a la Xunta y que nos la subvencionó durante dos años. Pero no dio frutos, no acabó por enganchar a esos adolescentes. Por ello lo hemos sustituido por otro de “educación familiar” en el que la psicóloga municipal Ana Alonso trabaja con los adolescentes en sesiones personalizadas los miércoles y viernes, y luego también lo hace con sus familias.
¿Y cuántos adolescentes participan en este programa?
En ese curso ocho o nueve.
Una novedad de Meaño es el programa “Concilia” para la tercera. ¿En que consiste?
Es un programa que no tiene ningún concello en la provincia. Se trata de ofrecer a las familias con mayores a cargo un respiro, bien por tema laborales bien por descanso, y lo hace través del Centro Social Polivalente. Recogemos a los mayores en sus casas, los trasladamos al Centro donde realizan actividades y luego los devolvemos a sus domicilios.
¿Cuánto personal trabaja en los servicios sociales para todos estos programas?
En este momento, contando el personal de “axuda no fogar”, estamos siendo 15 personas. Es una ratio amplia en comparación con la población, por esta razón y por los muchos programas que tenemos en marcha Meaño es uno de los concellos pequeños que recibe más subvenciones, pero es que Meaño prioriza este ámbito social.
¿Registran casos de maltrato infantil y a mujeres?
Sí, existen algunos. En casos así ofrecemos  información, aseramiento y, en algunos no vemos obligados a denunciar de oficio.
Eso significa para usted acudir a los juzgados.
Sí, es nuestra obligación. En los últimos años hay que ir al juzgado una media de una vez cada dos meses.
Supongo que eso una presión emocional añadida.
Sí, porque sabes que tienes en tus manos las emociones de otra gente y eso siempre es delicado. Además eres consciente de que el apoyo que brindamos es limitado y ahí surge la impotencia de no poder llegar a todos.
¿Algún caso le hizo especial mella?
Sí, recuerdo que hace cinco o seis años tuvimos un caso, el único, de muerte por violencia de género, y eso fue un golpe porque era un lo estábamos trabajando. Cuando sucede algo así siempre surgen dudas, te lamentas de no haber llegado antes, de si hubieras hecho esto o lo otro… es algo a lo que le das muchas vueltas, todavía lo hago hoy.
¿Y tiene habido presión por parte de los denunciados?
Alguna tiene habido, sí, pero muy puntual.


sábado, 3 de enero de 2015

Furancho de Juan en Cobas
Ven de rematar o ano 2014 e facemos balance. O primeiro darvos as gracias a todos aqueles que vos asomáchedes cada semana por este particular Ventanuco co pretexto de saber de Meaño. E, de xeito especial, a todos aqueles que nos seguides desde lonxe e para os que este Ventanuco pretende sen unha ponte que vos faga sentir un pouco como como na casa. Internautas de ata 49 países do mundo -sen contar España- se teñen achegado por aquí nestos dous anos de vida acumulando a data de hoxe 39.381 visitas. O fixeron desde China, Nixeria, Chile, Uruguai, Bélxica, Suiza, Italia, Austria, Alemaña, Arxentina, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Países Baixos, Finlandia, México, Nicaragua, Francia, Colombia, Corea do Sur, Ucraína, Estonia, Letonia, Andorra, República Dominicana, Suecia, Dinamarca, Suecia, Canadá, Xapón, Singapur, Brasil, India, Taiwan, Ecuador, Hungría, Portugal, Turquía, Guatemala, Lituania, Perú, Polonia, Grecia, Eslovenia, Romanía, Ecuador, Venezuela, Eslovaquia, Chile e Hong-Kong. Gracias a todos porque este Ventanuco é tamén é o voso.


E o segundo: queres saber cales foron as entradas máis lidas deste blogue? Aí van as cinco (pincha enriba de calquera dos enlaces de abaixo que queres ler algunha)

José Manuel Hermida
1. LA MILLA DE ORO DE LOS FURANCHOS DE COBAS

2. HEMEROTECA: ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL HERMIDA, "o rei dos niños"


miércoles, 31 de diciembre de 2014

Felicita el año 2015 con el vídeo de la BUMM interpretando la “Marcha Radeztky” de Johann Strauss en el Festival de Navidad celebrado el pasado día 28 en las bodegas Vionta den Simes. POLO VENTANUCO te lo brinda para que puedas enviarlo a tus familiares, amigos y conocidos. Y no te pierdas tampoco el vídeo de la inocentada de los músicos a su director Diego Javier Lorente (parte inferior) que te ofrecemos en esta entrega especial con motivo del fin de año. 
Presume de Meaño, ¿a que esperas?: ¡Pásalo!
Colaboración: Marcos Castro
FELIZ 2015 
CON LA BUMM & POLO VENTANUCO
VÍDEO DE LA MARCHA RADEZKY
BUMM:  "Marcha Radezky"

Un año más el salón de actos de las actuales bodegas Vionta en Simes se quedó pequeño para albergar el tradicional festival de Navidad con el que coros y banda de Meaño felicitan las pascuas a sus convecinos. La edición de este año, celebrada en el domingo 28, congregaba a unas 400 personas, por lo que las sillas dispuestas por los organizadores -concello y banda- se quedaron cortas y buena parte del público tuvo que seguir de pie un evento que duró más de dos horas y media.
El trabajo comenzaba entre bastidores a media mañana con el traslado de toda la infraestructura y la disposición del salón que llevaban a cabo músicos y directivos de la banda meañesa. “Es un festival que nos da muchísimo trabajo -aseguraba el presidente Manuel Arosa- porque nos obliga por una parte al traslado de toda la instrumentación pesada en furgones y por otra al montaje y posterior desmontaje del escenario y de todo el salón por lo que hoy es un día largo y no acabaremos hasta bien entrada la noche”.

La coral San Miguel de Lores en su intepretación del "Jingle  Bells"
Por la tarde, buena parte del público, sabedor de la limitación del aforo de sillas -se contaban 220-, se aprestaba a entrar antes de tiempo para asegurarse un asiento. La música, a modo de villancicos, comenzaba a sonar en el salón momentos después de las 18 horas con media docena de corales del municipio que se fueron sucediendo sobre el escenario. En total 200 voces, repartidas entre las corales Santa Lucía y Ría de Dena, San Xoán de Meaño, Santa Eulalia de Xil, San Miguel de Lores y el coro de la Escola Municipal de Música de Meaño, que deleitaron al público con villancicos como el “Campanitas”, “En Belén”, “We Wish you a Merry Christmas”, “Mariñeiro”, “Noel”, o “Gloria Pop Francesa” o entre otras. 

Sobremanera destacó la coral
La coral de la Escola de Música de Meaño dirigida por Marina Penas
San Miguel de Lores que encandiló con su versión del tradicional “Jingle Bells” -con gorros de Papa Noel incluidos en sus componentes masculinos- y la coral de la Escola de Música, algo más de medio centenar de chavales que, dirigidos por una entusiasta Marina Penas, sorprendieron por la frescura y emotividad de sus “panxoliñas”. Erundino Dorado, veterano corista, reivindicaba un paso más en la música coral meañesa: “visto lo visto el concello debía pensarse el impulsar la creación de una gran coral Corazón do Salnés en Meaño que aglutinara a lo mejor de todos estos coros para crecer desde ahí”.
                   VÍDEO DE LA INOCENTADA AL DIRECTOR (BUMM: "MAMBO Nº 8")
                                                                                  

Un momento del concierto de la banda Unión Musical de Meaño
La parte álgida de festival llegó con la banda Unión Musical de Meaño (BUMM), toda una sinfónica que presentó sobre el escenario a 80 músicos, entre ellos nueve nuevas incorporaciones de la cantera. Sorprendió en el arranque con su interpretación del pasodoble “Orgullo Santiaguista” de Sánchez Navarro, dirigido de forma vibrante por el maestro Diego Javier Lorente, y acabó ganándose al público con la “Marcha del Coronel Bogey” de Malcolm Arnold -banda sonora de la película “El puente sobre el río Kwai”-, la “Sinfonía de los Juguetes” de Joseph Haydn -con participación de los niños de la Banda Infantil-, el pasodoble “Ramiro Miralles” de Bernabé Sanchís, el popurrí navideño “X’Maximo” de Tohru Kanayama y villancico andaluz “Ay del chiquirritín” -con voces de la coro de la Escola de Música-. 
Mas, tratándose del 28 de diciembre no faltó la inocentada de los músicos a su director Diego Javier Lorente, y es que cuando éste se aprestaba a dar la entrada a la “Marcha Radetzky” de Johann Strauss parar cerrar el festival, los músicos -cuan la popular “entrada en falso” de la Filarmónica de Viena- se arrancaron por su cuenta con el “Mambo nº 8 de” de Pérez Prado, ante un director perplejo en cuya batuta un músico le colocaba acto seguido un “muñecote” del “inocente, inocente”. Tras ello la marcha Radezky, esta vez en su versión definitiva, cerró el evento.
                                                 
GALERÍA DE FOTOS...


Coral Santa Lucía de Dena


Coral Ría de Dena


Coro San Xoan de Meaño


Coro Santa Eulalia de Xil


Coral San Miguel de Lores


Coro de la Escola de Música Municipal de Meaño



Banda Unión Musical de Meaño


Diego Javier Lorente en un momento del concieto

sábado, 27 de diciembre de 2014

Desde este particular Ventanuco e para todos os lectores que nos seguides desde preto e lonxe, os nosos mellores desexos de felicidade neste Nadal. Ogallá que o novo ano veña cargado de todas esas boas cousas e obras que se vos pasan pola cabeza. Grazas a todos os que, co pretexto de Meaño, vos reunides cada semana ao calor deste Ventanuco. Boas Festas!



domingo, 21 de diciembre de 2014


Como en un cuento de navidad pero al languidecer el verano, la historia cierra su círculo con final feliz. La búsqueda vital de los orígenes meañeses de la argentina Estela Domínguez Rivarossa se ha completado. Tras una paciente investigación POLO VENTANUCO dio con los descendientes de su familia aquí, a los que ella creía perdidos. Estela Domínguez cruzó el océano y, de nuestra mano, puso por primera vez en su vida pie en Galicia y en Meaño para conocerlos.

EL REGRESO DE LOS DOS EULOGIOS
(EPÍLOGO)


El segundo Eulogio baila con nuestra protagonista de niña
POLO VENTANUCO fue punto de encuentro, inicio y fin en esta historia cálida entre dos orillas que comenzaba hace algo más de un año, pero cuyos orígenes se remontan un siglo atrás. Nuestra protagonista lanzó su botella al mar que la corriente, siempre caprichosa, acabó por arrimar a esta orilla. “Sigo con pasión cada semana -decía aquel primer mensaje suyo- las historias que cuentan desde su particular Ventanuco. Mi abuelo…” y así empezaba el relato de una historia de emigración, de un pasado de ausencias.

Estela Domínguez en su llegada a la estación de autobuses
de Pontevedra
Fue a partir de aquí cuando comenzó a este lado del océano la búsqueda de los vestigios de la historia de los dos Eulogios, tarea ardua que nos llevó de puerta en puerta, de voz en voz, indagando una referencia, un nombre, un recuerdo si acaso nebuloso entre los más viejos del lugar. La investigación dio frutos en noviembre de 2013 al encontrar los descendientes vivos de la familia de Estela Domínguez en Castrelo y Xil. Alentada por este descubrimiento nuestra protagonista viajó por primera vez a Galicia para conocer esta parte de su familia y pisar la casa y la tierra de sus antepasados. Esta traductora de inglés de 61 años lo hizo el pasado mes de septiembre, cuando languidecía el verano, acompañada de una amiga de toda la vida. “En realidad -aseguraba al llegar, con emoción contenida-, es como un viaje de retorno porque siento que conmigo han viajado los dos Eulogios, que fueron mi abuelo y mi padre, más mi abuela, que un día dejaron Dena para labrarse la vida al otro lado del océano”. “Siento -continúa- que he regresado en su nombre y lo hice gracias a ustedes que dieron con mi familia acá”.

Hace un siglo
El primer Eulogio (Domínguez Méndez), con sombrero
en el centro arriba en una foto de 1916 en Argentina
Esta historia había comenzado un siglo atrás. Justo en el año 1914, cuando estallaba en Europa la I Guerra Mundial, el primer Eulogio, -el Domínguez Méndez- que era el abuelo de nuestra protagonista, fue el primero de la saga en emigrar a Argentina para “hacer las Américas”. En Dena dejaba esposa e hijo recién nacido en su casa del barrio de Vilarreis. Regresó enfermo a Dena para morir el 1 de agosto de 1920. Apenas unos años después su viuda, Dolores García Pardellas, le siguió en la aventura americana, pero su único hijo, “el Eulogio junior” -Domínguez García-, con tan sólo cinco años de edad, se quedó en Vilarreis al cuidado de su abuela Josefa Pardellas -“la molinera”- y de una joven tía Divina. En 1929 Eulogio Domínguez García fue reclamado por su madre y con 15 años dejó Dena para trasladarse a Argentina. Madre e hijo no regresaron nunca y el contacto con su familia acá se perdió al cabo de los años. Ella falleció en la otra orilla de océano en 1965, él lo hizo en 1994.

Estela Domínguez delante de la iglesia de  la Peregrina
Estela Domínguez aguarda nuestro encuentro en la estación de tren de Pontevedra junto con su compañera Paqui Ramos, malagueña ella hoy y amiga de infancia en Argentina -donde se crió-. Solícita, Estela nos pide visitar primero la iglesia de la Virgen de la Peregrina, cuya imagen viajó en postal para Argentina con el segundo Eulogio. Primera carga de emotividad. Luego, viaje para Meaño por el vial costero, a través de Combarro, para tomar la PO 303 en Samieira, con parada posterior en el mirador de la parte alta de esta localidad para contemplar la ría. Entrada en Meaño a través de Simes y visita obligada a un segundo mirador, con vistas al valle, antes de bajar hacia Dena. Aquí nos pide detenerse ante la iglesia. Una foto, una caricia solitaria en la piedra. Segunda carga de emotividad. Retomamos viaje mientras se escucha de fondo la canción de “El Abuelo” en la voz del Alberto Cortez. Hospedaje. Una semana por delante para empaparse de Meaño.
Sus días en Dena los pasó Estela Domínguez con su cámara en ristre tratando de aprehender cada detalle en este viaje de vuelta a sus orígenes: en los paneles de localización de las carreteras, en cada cruceiro, en cada piedra antigua que conducía al barrio de Vilarreis… Sus gafas de sol disimulaban una emoción, unas veces contenida, otras espontánea y abierta. “En estos días que estoy en Dena -reconocía- quiero recorrer cada camino, cada senda, hablar con la gente, empaparme de cada paisaje, de cada detalle que pudo haber sido vivencia y luego recuerdo de mi padre y de mis abuelos.”

El primer contacto con la casa de sus
ancentros en Vilarreis
En la vieja casa
Guiada POLO VENTANUCO la primera visita que rinde al día siguiente es al barrio de Vilarreis para conocer in situ la vieja casa de las Pardellas, que fue la de sus antepasados, vendida hace medio siglo y que todavía se conserva hoy en estado ruinoso. Embargada por la emoción posaba su mano en la pared y la recorría con toda su palma, mientras murmuraba palabras en recuerdo a los suyos. En la mochila, muchas fotos, vídeos y ahora un fragmento de piedra de la vieja casa que cogió con sus manos y que portará en su maleta de regreso a Argentina.
Al salir del barrio pide detenerse en el cruceiro de Morouzos, que da entrada a Vilarreis, para posar su mano sobre el peto de ánimas de parte inferior del varal. “Este fue el último gesto de mi padre al salir de Dena -explica-, ¡me habló tantas veces de él!: posó su mano sobre este peto y, mirando hacia atrás en el camino, donde estaban la abuela y la tía Divina despidiéndose, murmuró: “volveré, seguro que volveré un día, si bien la verdad luego no lo hizo nunca”. “Aún no me explico -lamenta Estela Domínguez- por qué razón mi padre no quiso venir a Galicia antes morir, cuando yo trataba de animarlo y estaba dispuesta a hacer el viaje con él”. “Creo que tal vez -continúa- temía no encontrar nada de lo que fue su infancia acá, y yo sé que murió con esa angustia de no haber regresado, mal sabía él que la casa estaba en pie y que aún quedaba familia acá”.

En el cruceiro de Vilarreis, rememorando el gesto
del segundo Eulogio antes de partir
Con Dolores Vázquez, hija de Lorenzo, el amigo
de infancia de  su padre (Eulogio Domíngez García)






















Testimonios
Nuestra protagonista fue conociendo a los vecinos que recuerdan -la mayoría por segundas referencias dado el tiempo transcurrido- a su familia. Entre ellos Dolores Vázquez, hija de Lorenzo Vázquez, fallecido hace 16 años y que fuera el gran amigo de infancia de su padre Elogio Domínguez García. “Quiero que sepas -le dijo Estela Domínguez- que mi padre habló hasta sus últimos días de Lorenzo y de sus travesuras juntos en Vilarreis cuando eran unos críos”.

Con Carmen Naveiro, que recordaba a Josefa Pardellas
El único testimonio directo de la bisabuela, Josefa García Pardellas, se lo aporta Carmen Naveiro quien, postrada en una silla en su habitación, hace gala de una memoria extraordinaria a sus 90 años: “la señora Pepa -le dijo-, que así la conocíamos aquí, vivía de comprar grano de maíz, lo molía y llevaba luego la harina a lomos de un caballo hasta O Grove para vender”. “Yo la recuerdo salir de casa a primera hora de la mañana -continúa- con el mandil tapando la bacinilla, porque de aquella no había baño en las casas, para verter el contenido del orinal en la cuadra del caballo”. Una Josefa Pardellas que no se casó pero que, según antiguos documentos leídos por Estela en este encuentro, tuvo en realidad cinco hijos de los cuales sólo sobrevivieron dos. Los datos que ella aportaba en este encuentro concluían que un vecino de Abuín, Juan Naveiro, habría estado vinculado afectivamente con Josefa Pardellas y algún hijo -o hijos- habrían nacido de esta relación. “Cuando se hizo mayor -agregaba Carmen Naveiro- la señora Pepa se fue a vivir con su hija, que se casara en Castrelo, porque la otra hija -a la sazón, abuela de Estela Domínguez- se había marchado para América”.

Momento del rencuentro con Divina García
en Castrelo
Reencuentro familiar
Aquella hija con la que se trasladó a vivir Josefa Pardellas era Divina García -la tía Divina-, quien tuvo once hijos, de los cuales viven hoy tres: Serafín, Gumersindo y Divina González. Nuestra protagonista Estela Domínguez -hija única del matrimonio de Eulogio Domínguez con Noemí Rivarossa- nunca conoció esta parte de la historia hasta que en noviembre de 2013 se la desvelamos. Fue entonces cuando se mostró decidida a viajar para conocer a los que eran sus primos. Pero primero conoció a Serafín por cuanto él también emigrara a Argentina a finales de los años 50. POLO VENTANUCO los puso en contacto allí y ambas familias se reunieron en un feliz reencuentro. Hoy mantienen una relación frecuente.
En este viaje a Galicia, Estela conocía a los otros dos primos acá. Primero, en un emotivo encuentro, a Divina González y su familia en O Couto de Abaixo en Castrelo, luego a Gumersindo González “Tucho” y su esposa en O Pazo en Xil. Estela cargaba en su mochila fotos, manuscritos, fichas con el árbol genealógico de la familia, regalos traídos desde Argentina... Entre estos últimos, entregó a su prima Divina un rosario de la virgen de Luján y una cruz en plata. “Esta cruz -le explicó- fue lo único que se llevó de Dena mi abuela Dolores cuando emigró y que yo conservo, pero quiero que partir de ahora la tengáis vos y vuestros nietos para que recuerden que en Buenos Aires tienen otra parte de la familia”.

Reencuentro con Gumersindo y Lola en su casa de Xil
Divina García la recibió diciendo “volviste, volviste! Yo que no sabía de ti… que nunca supimos una de la otra…” Poco a poco brotaron recuerdos. Dentro, en una pequeña sala contigua a la cocina, Divina le mostró un reloj de pared que conservaba de la casa de Josefa Pardellas en Vilarreis y que Estela Domínguez acarició emocionada. Más tarde en Xil, la mujer de Gumersindo, Lola, al ver las fotografías que le mostraba lo reconoció: “sí, este era el sobrino aquel del que tu madre hablaba siempre, Eulogio, el que se fue para América. Ella tenía un retrato suyo enmarcado en la pared, lo veneraba tanto que no quería que nadie lo tocara”. Gumersindo se  lamentaba en la despedida: “viniste y te vas… es triste -le decía-. Nosotros somos muy mayores y nunca iremos allá, esto ha sido un instante, nunca más existiremos el uno para el otro, es una pena”.
Nuestra protagonista reconocía sentirse conmocionada por lo vivido “porque ha sido mucho tiempo anhelando este momento y la acogida ha sido encantadora”. “Es dulce -continúa- escuchar hablar en gallego acá, el idioma en el que mi papá en Argentina me repetía cada palabra en la forma en que se decía en la aldea”. Cierto que le sorprendió de solo se hablase en el rural “porque vi que en Vigo -donde nuestra protagonista pasó unos días en compañía de Mª Xosé Porteiro, quien fuera portavoz del grupo socialista en materia de Migraciones y de Igualdad- todo se habla en castellano”.

El último gesto
Colocando la llave en la puerta en el gesto de despedida en la casa de Vilarreis
Mas antes de regresar un último gesto. Una postrera visita en la intimidad a la casa de Vilarreis en cuya cerradura de la puerta dejó una vieja llave que portaba en su mochila de viaje. “Cuando fallecieron mi padres en Argentina -explicaba- su casa fue vaciada por completo, yo lo había donado todo a un hogar para mujeres maltratadas, algo con lo que mi madre Noemí siempre había estado muy sensibilizada”. “Al regresar a la casa, ya completamente vacía -continúa-, encontré en el suelo esta pequeña llave que se había caído: era del ropero de mi padre, y la guardé. Era un objeto que él tocaba todos los días cuando se disponía a vestirse. Yo quiero que esta llave quede ahora en su casa de Dena, como un gesto de que él ha vuelto al fin de alguna forma también acá”.
Antes de regresar a Argentina Estela Domínguez pasaba el otoño en Málaga junto con su compañera Paqui Ramos, e incluso realizaba un viaje por tierras griegas. Eso sí, reconoce que dejar Dena y Meaño, donde había permanecido una semana, le resultó difícil “porque en este corto espacio de tiempo, metida en la iglesia de Santa Eulalia de Dena, caminando por los caminos, hablando con la gente, me sentí por un momento una meañesa más, es una sensación de como si en realidad hubiera estado siempre acá, de que esta es también mi tierra y mi gente”. En la despedida, de pie, mientras cerramos nuestro particular Ventanuco, nuestra protagonista no puede evitar las lágrimas. Feliz Navidad.

(NOTA: LEMBRA QUE PODES PARTICIPAR NA ENQUISA QUE APARECE 
NA MARXE DEREITA ARRIBA DE TODO)

Si quieres conocer los capítulos anteriores de esta serie pincha en los siguientes enlaces:

CAPÍTULO I: La historia de los dos Eulogios: una botella tirada el mar

CAPÍTULO II: Los dos Eulogios... la botella en puerto

CAPÍTULO III: Los dos Eulogios: el reencuentro

Y si lo que prefieres es ver un pequeño vídeo con momentos evocados en este reportaje pincha en el siguiente enlace:

VÍDEO: Estela Domínguez en Meaño


Otras fotografías que ilustran esta historia...

"Aquí estoy, Galicia...!" (foto tomada en el alto de Samieira, camino de Meaño)


Con su amiga Pqui Ramos en el mirador de Simes


En la iglesia de Dena


Frente a la vieja casa de Vilarreis


Como su bisabuela Josefa Pardellas, sentada a la puerta de casa


La piedra de casa de recuerdo para llevarse
en su maleta a Argentina


Con Divina García y su familia en Castrelo. En primer término a la derecha, el viejo reloj de la casa de las Pardellas


Con Carmen Naveiro, pasado y presente