viernes, 12 de octubre de 2018


ESTAMOS TRABALLANDO, 

REABRIMOS O 20 DE OUTUBRO


sábado, 22 de septiembre de 2018

conversas.com
Josep Callís i Franco
Doctor y experto en Educación Matemática

El director del Grupo de Investigación en Educación Matemática de la Universidad de Girona y, a la par, doctor en matemáticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y licenciado en Psicología, Josep Callís acaba de impartir un taller de formación en el CEIP de Castrelo (Cambados), por cuanto el colegio de As Covas (Meaño), donde los organizadores habían previsto la sede, no estaba dispuesto por obras en el interior. En total, 60 docentes de Educación Infantil y Primaria procedentes desde diversas partes de Galicia, se han desplazado así a tierras arousanas para participar en esta iniciativa promovida por dos maestros, dada la presencia de Callís por primera vez en Galicia para un curso, un experto considerado unos de los grandes referentes de la renovación didáctica de la matemática en España. El curso, arrancaba  con una ponencia de tres horas y continuaba con sesiones de trabajo práctico para los profesores de Educación Infantil y Primaria. Un Callís que hizo estancia para hospedarse en el propio Meaño, de la mano de Cristina Méndez, la maestra meañesa que ha sido una de las promotoras de la iniciativa. 
Nota: Pechamos o noso Ventauco unha tempada por vacacións e voltamos con máis Meaño no fin de semana do 20 e 21 de outubro.

“EL APRENDIZAJE MECÁNICO Y NO REFLEXIVO DE LA MATEMÁTICA CASTRA LA INTELIGENCIA”

Josep Callís en el curso de Castrelo
¿Por qué las matemáticas son muchas veces un coco para el niño?
Hay varias causas. La matemática necesita de un nivel de razonamiento, y esa capacidad de razonar y abstraer se puede educar a través de métodos adecuados. Es semejante a la escalada: para llegar a a una cumbre muy alta, sabes que necesitas estar preparado, de lo contrario puedes morir en el intento, por lo es mejor empezar desde abajo, hacer una adaptación desde el campo base e ir luego ir subiendo. En matemática el error es que muchas veces se inicia a los niños desde campos ya elevados, y por eso muchas mentes se queman y sucumben en esa escalada. Para evitarlo es preciso un cambio estructural en el aprendizaje de la matemática.
¿Y esos campos base se asientan ya en edades tempranas?
Sí, porque si trabajamos bien desde esas edades, el niño puede adquirir niveles matemáticos elevadísimos. Tanto que en ciclos iniciales los escolares pueden hacer raíces cuadradas, pero comprendiendo el por qué y el cómo las hacen. El problema está en los procedimientos. El método de enseñanza matemático que hemos sufrido en la escuela, ha sido un proceso mecánico y no reflexivo, y eso castra la inteligencia, realizábamos operaciones mecánicas que no comprendíamos y, cuando eso ocurre, lo olvidamos con el tiempo. El otro problema es que se ha planteado unas matemáticas alejadas de la vida y, en esencia, la matemática es precisamente el lenguaje de la vida, es una ciencia experimental que, como tal, debe ser experimentada, no mecanizada. Cuando la matemática sale de la vida para regresar a la vida, cambia todo ese proceso de asimilación del conocimiento.

Profesores participando en el curso de Castrelo con Callís
En educación en España ¿priman los resultados sobre los procesos?
Si, y cuando los gobiernos reducen la educación a los resultados y a la estadística se beneficia a las clases pudientes, mientras otras teorías apuestan por una educación más equitativa que llegue en iguales condiciones a todos. Y los gobiernos deberían preocuparse porque conocimiento matemático llegase a toda la sociedad, porque no todos irán a la universidad.
¿Qué es lo que falla más en la matemática de la Educación Primaria y de la ESO?
Por lo general los profesores de Secundaria sí tienen un dominio de la ciencia, pero carecen del conocimiento o del dominio de la didáctica matemática, y ese es déficit muy grave. Por otra parte exigen que los alumnos que lleguen a Secundaria manejen unos contenidos que los chavales, en gran parte, no han asimilado correctamente porque el profesor de Primaria, aunque domina más o menos de la didáctica, no tiene dominio de la ciencia matemática, y ahí es donde falla la base, dado que los maestros de Primaria acusan ese déficit en formación de la ciencia. Por eso en Cataluña ha habido grupos de de renovación que abogaban por el cuerpo único que reclamaban que, mismo cuando se forman en matemáticas en la universidad, existiera una rama que fuera la educación matemática, la cual prepararía al futuro profesor para esa formación didáctica.

Otro grupo de trabajo durante el curso de matemáticas
¿La matemática es acción?
Lo decía ya Aristóteles: “la inteligencia del hombre está en sus manos”. El aprendizaje pues, está literalmente en las manos, en la acción, y también para la matemática. En la evolución del hombre el cerebro ha conocido tres niveles: el primero fue el cerebro antiguo, el reptiliano, cuyo objetivo era la subsistencia del individuo en base a la seguridad alimentaria. Luego, está el segundo nivel, el medio, que permite la relación entre individuos y que cuyo objetivo es priorizar la defensa de la especie. Y, finalmente, está el cerebro nuevo, el neocórtex, que se genera a partir de un gran impacto de las percepciones sensoriales. Y hoy la educación debe tener como reto el cómo y qué hacer para desarrollar ese neocórtex, y para eso cabe no pensar en los contenidos, sino en los procesos que mejoran el cerebro, a partir de ahí podemos entender la matemática y mejorar muchas más cosas.
La matemática se relaciona con el hemisferio izquierdo del cerebro.
Es cierto que los niños que tienen más desarrollado el hemisferio izquierdo, poseen más capacidad para con la matemática abstracta. Pero si lo que quiero es que la matemática sea asimilada por todos, debo aprender a trabajar con los dos hemisferios del niño, porque si uno tiene más desarrollado el hemisferio derecho, posee más capacidad visual con las imágenes, y en ese caso es preciso llegar a él con el poder de la imagen. Por eso es necesario concebirlo como un todo y relacionar el poder de ambos hemisferios.


Josep Callís con los profesores en una actividad en Castrelo
En enseñanza está emergiendo ahora la llamada matemática manipulativa. ¿En que consiste?
Manipular es el acto de utilizar las manos para hacer cosas. En matemática se trata de manipular imágenes en mi mente, pero para hacerlo necesito haberlas visto y creado. La dificultad de comprensión matemática se debe a que el alumno carece de esas imágenes. Y esas que les debemos proporcionar vienen a través de la acción. Así pues, la acción es ese campo base número uno del que hablaba a modo de símil con la escalada. Es preciso que el alumno vivencie el problema, y eso es algo que se está trabajando muy poco. En cambio, si lo vivencia, a partir de ahí puede manipular y solucionar el problema.
Precisaba de un ejemplo que resulte al lector.
Cuando queremos que un alumno se enfrente a una raíz cuadrada, lo primero es ponerlo en una situación de jugar y comprender que es una raíz cuadrada. A partir de ahí, sólo cuando una vez lo comprenda le voy a proporcionar, por ejemplo, piedrecitas, donde, manipulándolas, va a resolver las raíces cuadradas. Una vez conseguido ese estadio vivencial pasará al siguiente estadio, que será el de explicarlo en palabras, dibujarlo, y transcribirlo al lenguaje matemático.
Memorizar las tablas no responde precisamente a un proceso manipulativo, ¿no?
No, para que un alumno sepa las tablas basta con que haya asimilado tan sólo las tablas del 1, del 2 y del 5, que es un contenido sagrado en el ciclo inicial. Cuando un niño sepa doblar y contar de cinco en cinco, dominará ya todas las tablas, no las va a memorizar. Manipular conlleva que, cuando preguntes a un alumno 17x13, este podrá contestar al momento 221, o cuando le pidas dividir 225 entre 15 puede visualizar ya el resultado e incluso el resto…

El experto Josep Callís
¡Me parece imposible!
No, eso es posible porque el alumno ve imágenes y a partir de ellas visiona el resultado. Si no se ha trabajado ese campo conllevará, en cambio, que el alumno trate de reproducir en la mente la mecánica escrita sobre el papel, eso no será cálculo mental, sino cálculo escrito sin papel y un error de proceso.
Usted ha viajado hasta aquí desde Cataluña en coche con el maletero cargado de material manipulativo para el curso. ¿Qué material trae para enseñar al profesor a contribuir a crear esas imágenes?
Multi-bases de color, ábacos, geoplanos, cuerdas… es material excelente y muy práctico.
La matemática se trabaja ya desde la Educación Infantil. ¿Qué consejo les daría a los docentes para trabajarla ya con los niños de entre 3 y 5 años?
Es esencial en esas edades el aprendizaje del número. Un mal aprendizaje del número en Infantil conllevará luego a problemas en Primaria, porque en buena parte el aprendizaje del número se ha limitado simplemente al reconocimiento del grafismo. El gran poder del cálculo viene de si se ha trabajado muy bien en infantil los procesos de componer y descomponer, montar y desmontar, organizar y desorganizar, tanto juguetes, como fichas… y números. Eso es la base. El alumno tiene que trabajar muy intensamente en Infantil y en el primer ciclo de Primaria los procesos de organización y desorganización, porque la organización conlleva un razonamiento lógico. Y para lograrlo es muy importante trabajar en esas edades el organizar el pensamiento: hacerlo con la clasificación, el orden, la seriación… Si un niño tiene dificultades en ordenar o en clasificar va a tener trabas en lengua y matemática, por eso es necesario trabajarlo en su momento.
Pero para todo ello cabe escapar siempre de la mecanización.
Efectivamente. Un niño puede contar pronto hasta los 200, a modo de recitar. Pero si con ese niño caminas por la calle y le pides al inicio que te lleve a la casa nº 42, es capaz de hacerlo. Pero luego si le demandas que te guíe al número 24, el niño, sigue su orden y te lleva al 52, o después al 64… Porque sólo lo ha identificado en función al orden de recitación, no lo relaciona con el resto. En cambio, cuando lo has trabajado antes, el niño adquiere el poder de desmontar el número, y el 7 no sólo son una serie de 1, sino que son un 5 y 2,  pero no como sumativo, y ese hecho le otorga a partir de ahí un poder grande para controlar el cálculo.



viernes, 14 de septiembre de 2018

ALEJANDRO FERNÁNDEZ Y LA TRIATLETA EDYMAR BREA CONQUISTARON LA CARREIRA POPULAR DE MEAÑO

El atletismo popular ha puesto un año más a Meaño en el escaparate de Galicia. La Carreira, celebrada el domingo 9 de septiembre, volvió a cimentar el éxito de la edición número 34 en un trabajo impecable de la organización. Una prueba consolidada desde finales de los 90 como una de las clásicas del atletismo popular gallego y que en esta edición contó en su cuadro de honor por cuarta ocasión con el triunfo de Alejandro Fernández, mientras estrenaba en féminas a la triatleta venezolana Edymar Brea. Fotos: Miguel Glaser (organización)

Momento de la salida de la XXXIV Carreira Popular Concello de Meaño

El ourensano Alejandro Fernández (Club Run Maniak), campeón de España en ruta (2015) y subcampeón en pista (2013) en los 10 kilómetros, se proclamó vencedor de la XXXIV Carreira Popular Concello de Meaño, mientras que en féminas el triunfo se lo llevó la triatleta venezolana, que afinca su preparación de Pontevedra, Edymar Brea. Unos triunfos que ambos cimentaron en su ataque cuando enfilaban el último kilómetro.
En hombres la carrera, transcurrido ya el ecuador del circuito de 6,3 kms, el triunfo se vio abocado a la lucha entre Alejandro Fernández y Manuel “Huracán” Hurtado, lucense que es el referente gallego de la maratón, el cros y la media maratón, y que participaba por primera vez en Meaño. A favor del lucense, la dureza del circuito, con algunas cuestas que se presumen decisivas, y del ourensano el conocer al dedillo un circuito en el que ya se se impusiera en las ediciones de 2012, 2013, 2015, mientras fuera segundo en 2016.

Alejandro Fernández entrando como ganador en meta
El muro
Alejandro Fernández había fijado su muro en la “costa dos Fornos”, una subida en Paradela de apenas 200 metros coronada por un tramo superior al 10 por ciento de desnivel a falta de 1.600 metros, y donde la organización asienta una charanga de jóvenes para animar con su música a los atletas. El objetivo en esa cuesta, aguantar el ritmo de “Huracán” Hurtado que podía hacerle perder comba. El ourensano superó el muro y a partir de ahí, volviendo al llano y enfilando ya el último kilómetro, tensó la cuerda para soltar unos metros a Hurtado. Fernández Rivera se presentó el línea de meta con un tiempo de 19’19 (un minuto por encima del récord de Jesús de la Fuente en 2000), y segundo llegaba el lucense con 19’37’’, mientras Carlos Porto (Vigo) entraba tercero con 10’54’’ para completar al pódium. Cuarto entraba Álvaro Prieto, quinto Rafael Fuentes, y sexto el ganador del pasado año, Víctor Riobó, animoso pero lejos de su mejor momento de forma.

Edymar Brea entrando en meta, con Paula Mayobre detrás
La noticia en féminas fue en nutrido grupo de atletas de renombre para disputarse el triunfo, con un cuarteto integrado por la viguesa Esther Navarrete, vigente subcampeona de España de 5.000, Paula Mayobre (ganadora en Meaño en 2017), Edymar Brea y Sandra Mosquera. Fue la venezolana la que se llevó el triunfo después de mantener un duro pulso con Paula Mayobre. Edymar Brea logró tomar unos metros la coruñesa en la cuesta de A Solda, a falta ya de 500 metros, lo que le permitió entrar en meta al sprint, con un tiempo de 21’20’’, apurada por Mayobre que registraba 21’24’’. El tiempo de Brea le dejaba tan sólo a 15 segundos el récord de Patricia Pereira en 2007. Lejos de esta pugna entraban, tercera, Esther Navarrete (Club F.C. Barcelona) con 22’22’’, y cuarta Sandra Mosquera con 23’59’’.
En primer premio que, amén de 300 euros, supuso para los dos su galardón en botellas de albariño Paco&Lola, equivalente a su peso corporal, 65 botellas por los kilos de ourensano, y 55 para la venezolana.

Desde Abu Dhabi
Entrega del premio Paco&Lola de 65 botellas
a Alejandro Fernández por su 65 kg. en peso
En total 573 atletas, incluyendo andantes y chupetes, de los 679 inscritos, registraron participación y entrada en meta. Todo ellos procedentes de un total de 58 municipios de las cuatro provincia gallegas, con representación también de participación desde Madrid, Valladolid, Gijón, Bilbao y mismo de Portugal, pero, sin duda, la nota exótica, fue la presencia del triatleta de Abu Dhabi, Faris Alzaabi, que entrena la disciplina en Pontevedra, en representación de un movimiento de Emiratos Árabes que busca alentar la creación de una Federación centrada en el mundo del triatlón. Un Fari Alzaabi que entrada en la posición 34 de la general con un prometedor tiempo de 23’38’’ y que bromeaba en meta con el esfuerzo: “en Abu Dabhi -afirmaba- no tenemos cuestas, aquí el esfuerzo es brutal”.

El podium de la categoría absoluta tras entrar en meta con Alejandro Fernández (derecha),
"Huracán" Hurtado (centro) y Carlos Porto (izquierda)
Categorías
Por categorías los resultados fueron los siguientes: en benjamín masculino (1.070 m.), Lucas Buceta (Meaño), seguido de Mario Aguín (O Grove) y Unai Brito (Vilalonga); y en féminas, Enma Aguín (O Grove), Carmen Rodríguez (Vigo) y Alba Abal (Meaño). En alevines (1.600 m.), Álex Sierpes (A Garda), Hugo Domínguez (Pontevedra) e Iago Riveiro (Meaño). Y en chicas, Marta Basdediós (Sanxenxo), Paula Rocha (Tomiño) y Sabela Martínez (Pontevedra). En infantiles, Nicolás Cacheda (Sanxenxo), Christian Sierpes (A Garda) y Nicolás Cons (Pontevedra); y Carolina Santos (Poio), las hermanas Marcela y Elisa Morgado (A Garda).
En el circuito 6,3 kms, categoría juvenil, Diego Barro (Vigo), Guadix Rogel (Gondomar) y Santiago Reinal (Meaño); y Paula De la Torre (Marín), Branca Fernández (Vilaboa) y Andrea Sampedro (Vigo). En sénior, Alejandro Fernández, Manuel Hurtado y Carlos Porto; y Edimar Brea, Paula Mayobre y Esther Navarrete.

Edymar Brea y sus 55 botellas del premio Paco&Lola
En super-sénior -sólo hombres- Álvaro Prieto (Cangas), Víctor Riobó (Marín) y Rubén Rodríguez (O Grove). En veteranos Rafael Fuentes (Poio), Dani De la Torre (Marín) y Víctor Barcala (Pontevedra); y Sonia Agrasar (Padrón), Nesti Piñeiro (Cambados) y Ángeles Sánchez (Vilagarcía). En super-veteranos, José Suárez (A Baña), Javier Chamosa (Pontevedra) y José Alfredo Sánchez (Marín); y  Ángeles Iglesias (Pontevedra), Isabel Miranda (Vigo) y Josefa Trabazo (Pontevedra). En adelante, sólo masculinos, abuelos, Venancio Paramós (Porriño), Juan Cameán (Vigo) y Manuel Caramés (Tui). Y super-abuelos, Fernando Sainz (Bertamiráns), Julio César Constenla (Barro) y Carmelo Pérez (Caldas de Reis).

Fidelidad y solidaridad
Primer paso por meta tras completar una vuelta de 1.300 metros
Además 13 atletas fueron agasajados con un reloj-cronómetro-podómetro deportivo de pulsera por su fidelidad al haber participado en los últimos cinco años y, finalmente, todos los corredores se llevaron una camiseta que anuncia ya la carrera de 2019. Protección Civil de Ribadumia, policía local, equipo médico y 40 voluntarios velaron por el buen discurrir de una carrera que volvió a demostrar su constancia de buen hacer. Y en el apartado solidario la carrera logró recaudar la donación anónima de 650 kg de alimentos no perecederos que aportaron para el Banco de Alimentos del Concello de Meaño que sostiene a una veintena de familias con necesidades extremas.



domingo, 2 de septiembre de 2018

XXXIV CARREIRA POPULAR DE MEAÑO


Cartel anunciador con foto de Iñaki Abella
Unha entrada en imaxes esta vez no noso particular Ventanuco coa Carreira Popular Concello de Meaño, que se disputa o vindeiro domingo día 9 de setembro as 11 de mañán. 

Inscríbete en www.championchipnorte.com ata o xoves 6 de setembro ás 23,59 horas. Non te esquezas: Meaño agárdate!. E para facelo ofrecémosche xa pinchar directamente no seguinte enlace para acceder de xeito directo:

Inscribirme en CARREIRA POPULAR DE MEAÑO


Detrás, 33 anos de historia consecutiva, con calidade organizativa, participación que desde fai anos móvese nos 700 participantes, entre ela o máis granado do atletismo galego, e onde mesmo o ano pasado gañou o campeón de España na milla en 2012, Víctor Riobó, e a campeona galega de media maratón en 2015 y 2016, Paula Mayobre. Unha clásico do atletismo galego.

Ah! Lembra: dispón de categorías de andantes e chupetes. E, en premios, 300 euros e o peso el botellas de albariño Paco&Lola para os gañadores absolutos, 200 euros e fin de semana para dúas personas na Quinta de San Amaro (recoñecido como o mellor Hotel con Encanto de España) para os segundos; e 100 euros e unha cesta productos típicos de Supermercado Lage para os terceiros. Pero ademais, agasallo de camiseta para todos os participantes que entren en meta e premios á fidelidade por cumprir nesta edición ciclo de participación de  cinco edicións consecutivas. 
Consulta na imaxes de a abaixo categorías, percorridos, cadro de honra e regulamento.






sábado, 25 de agosto de 2018

conversas.com
Diego Rosal Chaves
Percusionista meañés de "Píscore"

Mañana domingo, 26 de agosto, la Praza da Feira de Meaño acoge a las 21 horas el espectáculo “Concerto (non tan) singular”, premio de clown del público en festivales Vilagarcía y Pontevedra, de mano del cuarteto de percusionista “Píscore”, y que en Meaño pondrán en escena junto con la Banda Unión Musical de Meaño. La formación está conformada por los maestros de percusión bandas consagradas, y que son Pablo Cabanelas (Banda de Salcedo), Pepe Varela (Banda de Lalín), Félix Rodríguez (Artística de Merza) y Diego Rosal (Unión Musical de Meaño). Un Diego Rosal que completó los seis cursos de Grado Profesional en el Conservatorio de Santiago, y los cuatro de Grado Superior en Vigo, y hoy, con 34 años, es el profesor que lleva más años impartiendo estudios musicales en la Escola de Música de Meaño, docencia que compagina con su labor en las escuelas musicales de Cambados y Sanxenxo.

“EL PERCUSIONISTA CONTEMPORÁNEO AÚNA EXPRESIÓN CORPORAL, SONIDO E IMAGEN"

¿Cuándo y cómo se inició en la percusión?
Diego Rosal Chaves captado 
por el objetivo de Iñaki Abella
Los inicios fueron en el colegio Salesianos de Castrelo donde acabé cursando la EGB, y allí, con 11 años en sexto curso, empecé a tocar la batería en el grupo del colegio que se llamaba Ronsel. El aprendizaje que hacíamos allí era puramente rítmico, no académico al uso. Al año siguiente comencé a cursar solfeo en la Escuela de Música de Meaño y a los 14, que ya algo tardío, me inicié en percusión en esta escuela con el maestro Rubén Ferreira. Ahí la instrumentación me enganchó de lleno lo que me llevó a cursar los estudios reglados en conservatorio hasta completar la carrera musical.
¿Qué es “Píscore” y como se forja?
Es un cuarteto de percusionistas que nació hace un par de años, concibiendo este espectáculo de clown, bajo el título “Concerto (non tan) singular”, que aúna música y dramatización, y para ello fue clave estar bajo dirección teatral de Fran Rey, que es un profesional del mundo del teatro.
¿Que se encontrará el público en Meaño con la representación de su “Concerto (non tan) singular”?
El espectáculo dramatiza una batalla musical de los cuatro percusionistas, con apariciones y desapariciones detrás de biombos, con momentos de sorpresa y otros de riñas, en clave de clown, y acaba enganchando de forma diferente al público. Lo fuimos puliendo desde las primeras funciones que hicimos y, la verdad, el resultando acabó siendo redondo, funciona muy bien para el público familiar y con niños, engancha de lleno durante los 55 minutos que dura el espectáculo.

Píscore en plena actuación
¿Qué música ofrecen en él?
Son versiones de temas como “West Side Story”, y otros de Leonard Bernstein, el “Carros de fuego” de Vangelis y más, todo ella música muy reconocible para el público.
¿Cuántas funciones han ofrecido de su espectáculo en estos dos años?
Hemos realizado en torno a 80 ó 90 funciones, que nos llevaron a Cedeira, Monforte, Santiago, A Coruña, Porriño, Lugo, Ourense… E incluso cuatro veces a Madrid, todo ello gracias a la distribuidora Culturactiva, que es quien nos lleva. Y, en medio, llegaron incluso algunos reconocimientos: en 2017 nos concedieron el premio del público en el Festiclown Vilagarcía, y este pasado mes de febrero de 2018 fuimos también premio del público en el Festival de Clown de Pontevedra, actuando en el teatro Principal.
Pero el domingo en Meaño fusionan su espectáculo con la banda de música.
Sí, en origen lo concebimos para un cuarteto de percusión, pero este año nos atrevimos a dar un paso más allá, y en los que casos que nos lo demandan, lo fusionamos a mayores con una banda de música. En este formato lo pusimos en escena por primera vez en el Auditorio de Galicia con la Banda de Santiago, luego llegaron otras, ahora Meaño, y tenemos cerradas ya funciones con las bandas de Salceda de Caselas y Lantaño.

Otro momento de la gala de Píscore en su "Concerto (non tan) singular"
¿Está gestando “Píscore” algún otro nuevo número?
Sí, tenemos ideas y estamos empezando a trabajarlo, puede que salga quizás para el próximo año, porque esta experiencia de clown está resultando muy motivador.
¿Cuánto tiempo de trabajo conlleva preparar entre bastidores un espectáculo como el suyo?
Supongo que, después de concebirlo, habrá que trabajar los ensayos unos cuatro meses, que ha sido el tiempo que nos llevó preparar “Concerto (non tan) singular” antes de ponerlo en el escenario.
La percusión está resultando tal vez la familia instrumental que se atreve con una música contemporánea más vanguardista, ¿no?
Sí, la música contemporánea de percusión está resultando atrevida, vanguardista, tiene  una gran carga de interpretación escénica, que busca sorprender y cautivar al público de una forma diferente. Algunos instrumentos de otras familias se mantienen en una línea más clásica, mientras que la percusión está explorando su mayor libertad interpretativa. Por eso, el percusionista contemporáneo experimenta, convierte en ocasiones su música en una performance, que va más allá, que aúna expresión corporal, dramatización, sonido e imagen, que trata de sorprender, envolver, sugestionar, ofreciendo un espectáculo muy distinto.

Piscore ofrece un fantático show de música y clown
¿Y cuál es reacción del espectador?
Es importante que el que acuda a este tipo de conciertos vanguardistas, lo haga con el oído y la mente abiertos, predispuesto a disfrutar con algo innovador, que busca sorprenderle. Si uno no acude con esa mente abierta, y se ciñe a las barreras de lo clásico, puede ser que esta música de percusión contemporánea y vanguardista le provoque, y hasta pueda levantarse y abandonar la sala.
Ese vanguardismo de la percusión contribuye e enganchar para ganar cada vez a más alumnos.
Diría más bien que mantiene su número, que en mi experiencia docente es de mantener 9 alumnos en la escuela de Meaño, 8 en Cambados y unos 7 en Sanxenxo.
La dificultad de alumno a la hora de equiparse en percusión, es la diversa instrumentación que debe manejar.
Sí, el abanico de percusión es muy grande, por una parte está la familia de sonidos determinados, representados por la marimba, la lira, los vibráfonos, los timbales… Y luego la de sonidos indeterminados: bombo, pandereta, triángulo… Para algunos instrumentos es necesario el aprendizaje del solfeo, pero para otros es sólo puro ritmo.

Diego Rosal en la Escuela de Música de Meaño. Foto: Iñaki Abella
¿Tiene la percusión alguna ventaja a la hora de iniciarse el alumno?
Si, la ventaja es que el alumno obtiene sonido al momento. En cambio, un fagot, un trombón, una trompeta, un clarinete…, no es fácil hacerlos sonar al principio. Por eso en la percusión el alumno que conecta de forma inmediata con el sonido que quiere producir.
¿Y con qué le recomienda equiparse al alumno para empezar en la percusión?
Lo primero, comprar una batería, porque tanto puede trabajar de manera independiente los platos, la caja, el bombo, como todo el conjunto. El segundo paso en el futuro sería comprarse una marimba. Pero para hacer frente a una formación completa lo que tiene que hacer al alumno es acudir al local de ensayo de la banda, en una hora vacía, y trabajar allí con los diferentes instrumentos. Por eso en percusión es ideal iniciarse en el seno de una banda, que puede poner a su disposición todo ese abanico de instrumentación.

           
                                                                                 

sábado, 18 de agosto de 2018

MEAÑO EN VÍDEOS DE AGOSTO



Asomámonos a este particular Ventanuco para mostrarvos unha entrada diferente e visual. Son tres pequenos vídeos de Meaño deste mes de agosto. Primeiro, un vídeo de apenas un minuto de tempo, publicado pola TVG, hoxe sábado, ás 20 horas. Logo dous vídeos máis aportados desde a Banda Unión Musical de Meaño, un do ensaio coa soprano meañesa Rosana Domínguez, e outro coa actuación, ambos referentes á Gala contra o Cancro, celebrada cunha cea hotel de A Toxa.
Para velos pincha nos seguintes enlaces:


Paco Pazos




Paco Pazos, en estado puro




Ensemble BUUM con Mariano Rajoy na Gala contra o Cancro


Ensaio en A Toxa Ensemble da BUMM&Rosana Domínguez

Ensemble da BUMM na Gala contra o Cancro






domingo, 12 de agosto de 2018


El palomar del iglesario de Padrenda, ruinoso
La caída de número de clérigos está propiciando que en muchas parroquias los bienes patrimoniales de la Iglesia estén quedando en una alarmante situación de abandono. En el municipio de Meaño, como en otros de la Galicia rural, varias casas rectorales, hórreos históricos e incluso palomares, permanecen semiderruidos a expensas de una vegetación que se adueña de ellos. En algunos casos la rigidez de la institución eclesiástica no hace sino dificultar la recuperación de este patrimonio. Tan sólo en alguna parroquia, merced a la labor altruista del párroco, se afrontaron labores de rehabilitación para salvar las viejas casonas.
Fotos: Iñaki Abella

LAS RECTORALES SE DERRUMBAN EN MEAÑO


Estado ruinoso de la rectoral de Padrenda
La localidad de Padrenda alberga un potentado iglesario, de los más extensos de la comarca saliniense, no vano cuenta con una superficie de 55.123 m2 (5,5 hectáreas). Hace algo más de 30 años la finca en cuestión acabó siendo cedida en arriendo a un vecino de la comarca, que acabó plantando viña albariña y lo explota desde entonces, pagando, según contrato, una tasa anual al arzobispado de Santiago. Algunas feligresas, cuando se les pregunta a la salida de la misa dominical, lamentan que en la parroquia no se haya invertido  dinero alguno en todo este tiempo, “y eso que hace años -explica una de ellas- viajó una comisión vecinal a Santiago con el párroco, y allí se les prometió que una parte de esa renta de arriendo se destinaría a mejoras en la parroquia, pero desde esa en Padrenda no hemos visto un solo euro” lamenta.
Mientras tanto, la vieja casa rectoral en planta en L, y que data del año 1796 según la inscripción del dintel de entrada, permanece en estado ruinoso, con el interior de madera a punto de precipitarse. Como muchas de estas casonas, albergaba en la planta baja una bodega y cuadras de animales -dado que en el pasado también se criaban animales- sostenidas por robustas vigas de madera. A ello se añade en el exterior de la finca un monumental hórreo más un viejo palomar, éste sin cubierta ya, con la parte de la pared caída, y donde la hiedra invade todo a pasos agigantados.


Interior de la rectoral de Padrenda
No sólo en la vieja la rectoral. El abandono empieza a percibirse también en la propia iglesia. En la noche de Reyes de este año unos ladrones intentaron forzar la puerta de acceso al templo, sin lograrlo. En abril volvió a repetirse la acción. Desde entonces la puerta se cierra de forma rústica, con una cadena más candado dispuesto por el párroco.
Padrenda no cuenta con cura sacerdote propio, desde que a finales de los años 70 falleciera el último que vivió en la rectoral, Joaquín Rey Vilas. Actualmente es el cura de Armenteira el que baja a oficiar la misa dominical, pero ni desde la Iglesia ni desde el vecindario se ha impulsado iniciativa alguna para tratar de salvar la vieja casona y sus dependencias anexas del derrumbe.

Rectoral de Xil
Rectoral de Xil, invadida por la vegetación
También en estado ruinoso permanece la rectoral de la parroquia meañesa de Xil, que se viene literalmente abajo desde que dejara de ser habitada a inicios de los 90 por José Cornes, último cura de la parroquia. En su caso se trata de una casona que remonta su construcción al año 1835, al poco de la muerte de Fernando VII, último rey absolutista de España. La rectoral, también en estado ruinoso -no se puede caminar por el suelo de madera que, muy apolillado, amenaza con precipitarse-, y filtra la lluvia por un tejado destartalado. Ante el abandono, ha sufrido hasta en tres ocasiones la visita de “los amigos de lo ajeno”, que perpetraron robos en el interior, el último, el de ocho hojas de ventana de aluminio que los vecinos le habían colocado hace unos años, huecos de pared que ahora están cerrados con chapas de metal.

Hórreo ruinoso del iglesario de la parroquia de Xil
José Manuel Chaves, veterano representante de la parroquia en el Consejo Rectoral, explica la situación: “disponíamos de 27.000 euros y hace tres años teníamos ya apalabrado con un constructor el dotar la rectoral de un nuevo tejado, que la primera urgencia para evitar que el lluvia siguiera carcomiendo la madera, pero el arzobispado Santiago se negó”. “A ello -agrega otro vecino conocedor de la situación- cabe sumar que el arzobispado tiene en su haber 24.000 euros que en su día pagó el concello por la compra de un terreno a la iglesia”. Pese a ello la rectoral, más un hórreo anexo, dispuesto al mediodía de la finca, y que están catalogados por Patrimonio -el concello tuvo de solicitar autorización a éste para reconstruir el pabellón de Xil por su cercanía al conjunto-, permanecen ruinosos y amenazaban con venirse literalmente al suelo.
Al estado de la vieja rectoral, añade Xil el de su iglesia, que filtra humedad por la parte del campanario. “No es fácil subsanarlo -apunta uno de los vecinos vinculado a la parroquia, habrá que intentarlo desde adentro, porque desde fuera Santiago no nos deja tocarlo, la postura del arzobispado en Xil es de ni come ni deja comer”, refiere con sorna. Estado similar amenaza a la vieja rectoral de Cobas.

La rectoral de Meaño perdió una gran ocasión
Meaño y la ocasión perdida
También acuciado por el abandono se halla la casa rectoral de Meaño, si bien en su caso una intervención vecinal en 1995, impulsada por el párroco José Soneira, logró evitar entonces el derrumbe de una casona que data de año 1791, si bien una parte más antigua remontaría su origen varios siglos más atrás. La vieja rectoral fue quedando relegada en los años 80, conforme avanzó la edad del último cura párroco que vivió en ella, Desiderio Dovalo (1889-1990). Un sacerdote éste que dejó almacenado en el suelo de una de las estancias uno de los grandes tesoros culturales de Meaño, una hemeroteca con más de 12.000 ejemplares de periódicos -en su mayoría Faro de Vigo, del que era asiduo lector-, y que rescató poco después la asociación GAM salvándolo de la pila de fuego a la que estaba destinado tras la muerte de párroco, colección que hoy alberga el concello en el Pazo de Lis.

Hórreo de seis claros del iglesario de Meaño en restado ruinoso
En este caso, para salvar a vieja casona el arzobispado de Santiago accedió en aquella ocasión -por gestión del nuevo párroco José Soneira que compaginó Meaño con Dena- a vender en subasta pública la finca de “A Vispeira”, propiedad de la Iglesia. La operación le reportó 18.000 euros que, unido a fondos parroquiales y al dinero aportado por los vecinos, permitió invertir un total de 36.000 euros para salvar una rectoral que se estaba cayendo, dotándola cuando menos de un nuevo tejado y placas de hormigón para apuntalar la estructura. Donde sí no se actuó fue en el viejo y monumental hórreo de seis claros situado dentro del iglesario que ha empezado a caerse en los últimos años. No hubo dinero para más. La única actuación a mayores en este iglesario fue la construcción de unos baños exteriores que financió el concello en 2003.

Entrada a la rectoral de Meaño
Eso sí, la casona tuvo su gran ocasión de mejora. Fue en  2010 cuando el concello presidido entonces por Jorge Domínguez, ofrecía restaurar por completo toda la vieja rectoral y asumir un arriendo de la misma en base a una renta anual de 10.000 euros, por un plazo de tiempo que rondaría los 30-40 años, período durante el cual se iría incrementando la renta en función de la subida anual del IPC. La idea respondía a un proyecto de recuperar la vieja construcción para su conversión en posada-hospedaje rural, con un pequeño restaurante y sala de exposiciones. El proyecto contemplaba también habilitar en la rectoral una estancia a modo de despacho privado para el sacerdote que atendiera la parroquia. Además, a mayores, el ayuntamiento estaba dispuesto a asumir los costes de empedrar el frente del atrio, entre la iglesia románica y un auditorio que se pretendía construir para dar continuidad estética al conjunto.

Y es que también por esas fechas el ayuntamiento ofertaba al arzobispado de Santiago 100.000 euros por la compra de 2.000 m2 de este iglesario -con más de 15.000 m2 de superficie- para construir en esa parcela el ansiado auditorio. Pero ningun opción, cristalizó. Las relaciones tirantes entonces entre la tesorería del arzobispado de Santiago, con Crisanto Rial al frente, y el entonces regidor meañés no ayudaron a ello. 


Rectorales salvadas
Interior recuperado de la rectoral de Lores
Algunas rectorales hoy más nuevas -pero de menor importancia histórica-, como las de Simes y Dena pudieron mantenerse en pie. En Simes la rectoral estaba derruida en 1970 cuando llegó a la parroquia el nuevo sacerdote -hoy fallecido- José Rial, quien durante un año y medio vivió por esa razón en casa de un vecino. En Simes los feligreses se organizaron y en ese plazo de tiempo habían reconstruido la casa del párroco para que se estableciera en ella.
Dena tiene la rectoral más modesta, una pequeña vivienda al pie de carretera en la calle Santa Lucía, en las inmediaciones de la iglesia. Aunque reunía ya condiciones aceptables de habitabilidad, los vecinos impulsaron una mejora a finales de los 90.
Pero, sin duda, la intervención más generosa la acometió recientemente en Lores el cura párroco José Manuel Taibo -sacerdote de Noalla que también asume las parroquias de Meaño y Lores-, y que ha evitado el derrumbe de una monumental casona renacentista que es la más antigua del municipio, por cuanto data el año 1465. Distribuida en tres niveles, está considerada de las mejores rectorales de toda la comarca saliniense.


La rectoral de Lores es el mejor ejempo de recuperación en Meaño
En la reforma, la parte pública, con el despacho del párroco, se ha concebido a modo de pequeño museo parroquial con sacras litúrgicas y un ropero acristalado que alberga casullas de sacerdote que datan del siglo XVII. La casona se completa con bodega, salones, dos cocinas -una de ellas ya restaurada con lareira y al modo de la cocina labriega- más un patio interior con olivos centenarios y hornacinas en las paredes, que eran antiguos ponederos de huevos de un viejo gallinero. El patio se halla jalonado también con viejos garrafones de cristal en los que llegaba el aceite de San Benito en los años 30 de siglo XX. Una reforma que aún continúa en la última planta, y que es un modelo a imitar. Pero para ello se precisa del compromiso de vecinos e Iglesia, de lo contrario todo este patrimonio está destinado a la desaparición.