domingo, 22 de julio de 2018

conversas.com
Alfonso Novas
Devoto de San Benito

Desde hace décadas las poxas de San Benito de Lores, tanto en invierno como en verano, se cierran con la subasta de una pareja de palomas que se ha convertido ya en tradición. La condición, que aquel al que se le adjudique la puja deber dar libertad al vuelo a las aves en el acto y ante del público. Alfonso Novas la razón de esta tradición, el devoto que desde hace 30 años realiza esta curiosa ofrenda al santo. Aunque natural de Areas vive afincado hoy en Vilagarcía. Presente el miércoles  entre el público, en esta ocasión él mismo se hizo con la puja que daba derecho a la suelta de palomas, el cual se adjudicó en 30 euros después de una subasta reñida. Un pavo y una pareja de gallos completaron su particular botín de la tarde.

“OFRECÍ LAS PALOMAS AL SANTO POR LA RECUPERACIÓN DE MI PADRE HACE 30 AÑOS”

Alfonso Novás se apresta a soltar la palomas cosneguidas en la poxa
¿Cuál es la razón de esta peculiar ofrenda al santo que ya es tradición en Lores?
Fue un ofrecimiento que hice al santo hace 30 años en un momento de angustia.
¿Por usted o por un familiar?
Por mi padre, que estaba muy grave. Entonces hice votos al santo por su recuperación y formulé el compromiso de entregarle en cada fiesta, tanto en invierno como en verano, una pareja de palomas, que son símbolo de la libertad y la pureza, pero con la condición de quien que se llevara la puja debía devolverlas al aire ante el público.
¿Y ha cumplido siempre en los dos San Benitos del año con esta ofrenda?
Siempre. Mismo este año fui a buscarlas a las siete de la mañana para traerlas al santuario. Y si un año, por cualquier circunstancia, no puedo, las mando traer por algún conocido.
Entiendo que su padre se restableció en aquella ocasión.
Sí, y, de hecho, sigue hoy vivo.
Ha pujado usted por soltar sus propias palomas, y se ha llevado el derecho, nada más y nada menos, que por 30 euros.
Sí, muchos pujamos, no por el dinero sino por conservar la tradición y colaborar con la fiesta, es otra forma de dar un donativo al santo.


Acto de suelta de palomas en San Benito
¿Sus palomas que cada año se sueltan en San Benito regresan a su palomar?
Aunque no son palomas mensajeras algunas sí vuelven, otras se acaban yendo. Tengo una que retornó diez años seguidos.
Pero no sólo las palomas, usted se ha llevado el ave más codiciada de la tarde: un pavo por 50 euros.
Sí, es un pavo que también había traído yo como ofrecimiento al santo. Siempre que puedo suelo traer algún animal a mayores, aparte de las palomas. Y este caso, en parte me obligué moralmente a recuperarlo. Hay devotos que lo hacen: pujan por recuperar los animales que antes donaron al santo.
Las poxas de Lores mantienen el tirón, pero ya sin el esplendor de antaño.
Sí, es cierto, porque está retrocediendo el rural, hoy criar animales está muy complicado: si cumples con todos los requisitos que te exige la ley, además de un quebradero de cabeza, no es rentable. Para seguir criando tienes que ser un amante de los animales, ese es mi caso, los crío en mi casa de Areas, porque me gustaron desde siempre, mismo palomas tengo medio centenar. Nunca he sacrificado una, las palomas me gustan porque son un símbolo de paz y me agrada verlas en libertad.
¿Piensa usted que con esta generación irán desapareciendo las poxas?
Puede que aún se mantengan. Mismo está tarde es agradable ver a tanto niños aquí con sus padres. Es una manera de ir empapándolo en esta tradición, es bueno que vean las poxas, que curioseen y ver el ambiente que se respira en ellas. Pienso que así los hijos irán imitando a sus padres y espero que la tradición se mantenga en el tiempo, es algo a conservar.




domingo, 15 de julio de 2018


Dos hermanas frágiles con edades de 12 y 11 años, que habían crecido juntas con sus particulares fobias de infancia, acaban de separarse miles de kilómetros, con el Atlántico por medio para siempre. Se trata de las dos monumentales meninas concebidas por el escultor meañés Francisco Pazos (premio Asorey, 2017) en los años 2006 y 2007, en su permanente búsqueda de experimentar con las texturas de diversos materiales y que le llevó entonces a volver de nuevo a un material frágil como es el ladrillo. Y una de estas meninas acaba de ser adquirida por un coleccionista de Miami que la expone ya en su mansión.

DOS HERMANAS SEPARADAS POR EL ATLÁNTICO
           
Francisco Pazos con su menina más joven en el Pazo de Torrado. Foto: Iñaki Abella
“No era la primera vez que trabajaba el ladrillo -apunta Pazos-, pero sí ansiaba concebir en este material una figura de mucho volumen y ahí surgió como pretexto la menina que, por su amplia falda, me parecía adecuada”. Las dos fueron creadas con un año de diferencia, en ladrillo y pintadas con colores blanquecinos. “El blanco es el color de la pureza -apunta-, pero además era un color que propiciaba un contraste con el ocre del ladrillo que yo dejaba al natural en partes de la figura, y que me gustaba”.
Sus dimensiones son similares, 1,85 de alto por 1,40 de ancho, si bien la mayor, concebida en un mes de trabajo en 2006, presenta una falda que se asemeja más a una forma cilíndrica, mientras que en la más joven -la esculpida en 2007- la prenda se asemeja más a un óvalo. Las dos crecieron juntas, recluidas en su Cobas natal. Viajar no ha sido lo suyo: altas, frágiles, demasiado ampulosas, acabaron desarrollando una hodofobia atroz, y optaron por sentirse protegidas en la casa- taller de su creador. Sólo la más joven se soltó en dos ocasiones para viajar, la primera a Vigo con motivo de una exposición de la entonces Caixanova, y la segunda en 2107 para la muestra del escultor en el Pazo de Torrado (Cambados). La mayor, ni eso.

La menina mayor, vendida en Miami
Pero la pre-adolescencia siempre rompe moldes. Y fue así que esa menina mayor, que no había conocido apenas la luz del sol, se soltó de la noche a la mañana para viajar y, sin traumas, cruzar el charco para instalarse en Miami. La razón, el empeño de un coleccionista norteamericano de contar con la pieza del genial escultor meañés en su mansión, y así la adquirió a través de la galería Isadora en A Coruña.
Cierto que la hodofobia de la menina no hizo fácil el traslado. Y es que la complejidad de la obra, concebida en piezas para facilitar el porte a exposiciones, hizo preciso un meticuloso que un restaurador de la galería trabajase mano a mano con el escultor. “Fue necesario grabar dos vídeos -explica Francisco Pazos-, primero uno desmontando las 20 piezas que se engranan en la obra, enumerar cada una por el interior, y luego grabar un segundo vídeo montando cada pieza hasta lograr el engranaje completo de la obra. Así, de esta forma, pudieron montar luego la obra en la mansión de Miami”.
A partir de ahí se hizo preciso un cuidadoso embalaje de con cada una de las 20 piezas que fueron dispuesta en sendas cajas independientes y pertinentemente numeradas. “Ha sido un trabajo complejo, concienzudo y de mucha paciencia -reconoce Pazos-, máxime teniendo en cuenta la fragilidad del ladrillo”. 

Otra imagen de la manumental menina de Pazos
La menina mayor luce ya expuesta en la mansión del coleccionista, presidiendo una sala donde mira hacia el interior de la estancia, dejando a su espalda una gran cristalera tras la que se divisa un jardín con piscina. Lejos de ella, y a miles de kilómetros, permanece ahora en soledad la menina más joven, que se ha quedado Cobas, ocupando el centro de la sala del ático de la casa del escultor, en espera también de una casa de adopción. No es fácil por cuanto, a su miedo a  viajar, las dos meninas habían desarrollado también su particular agorafobia: “dada su fragilidad -explica Francisco Pazos- no es un pieza concebida para exteriores porque el viento y la lluvia pueden causar estragos en ella: tirarla o mismo que desarrolle musgo que iría rompiendo el ladrillo”. “En cierta ocasión -agrega- un decorador me aportó como solución meterla en una urna acristalada que la protegiera de la intemperie, pero aún así yo pienso que se criaría mejor en el interior, si bien dadas sus dimensiones, precisa de una estancia amplia, y no es fácil dar con un lugar así”.


sábado, 7 de julio de 2018

*** Opinión
Altura de miras


A posibilidade de construir por fin unha beirarrúa a altura do nº 2 de As Covas, en concreto no tramo que discorre por diante da perrucaría Teresa, é unha oportunidade que non pode deixar pasar o grupo de goberno. Desde que no curso 2003-04 se ampliara a estrada e se construíra a beirarrúa que une os centros de Meaño e Simes, este tramo de apenas 70 metros foi o único de 2 kms  que quedou sen ela.
Agora ábrese a porta a unha situación enrocada. A propietaria pretende segregar unha parte da finca para poder construir nesa nova parcela unha segunda vivenda. Para iso é preciso que ceda para dominio público o que establece a norma, o que ven a ser o frontal que xa se lle requería en toda a fachada da finca fai 14 anos. A esa cesión a propietaria -non lle queda outra-, está disposta. Pola súa banda, o concello autorizaría a segregación coa condición de que a dona rebaixe o terreo para deixalo a nivel da estrada. Pero hai outro requisito que emerxería logo: para outorgarlle licencia de obra, esixiríanlle urbanizar o tramo que queda fóra, é dicir, construir/pagar a beirarrúa que no seu día impedíu. Este último condicionante é o que omite, de momento, no seu argumentario a rexidora. E a construir esa beirarrúa non está disposta a propietaria que, chegado o caso, podería renunciar á segregación e á construcción da vivenda. Se eso ocorre, a posibilidade desa beirarrúa enterraríase por xeracións. Ao tempo.


Desde aquela os veciños -escolares incluidos-, asumen a diario un risco innecesario circulando sen berarrúa nin arcén nese tramo, onde a plataforma de aglomerado limita literalmente cunha fonda cuneta de terra. Ao longo dese tempo foron moitas as demandas dunha solución.
Non procede agora revolver nas razóns do acontecido fai 14 anos en relación co desencontro entre propietaria e concello para que non cristalizara a beirarrúa. Facelo, sería cargarse de argumentos vanos, non aportaría solucións. E quen menos debe removelo é o actual grupo de goberno que, lembremos, debería ser, como todo goberno que se precie, un órgano de xestión do ben común. Os gobernos non deben decidir desde o plano emocional, condicionados, como neste caso, por paixóns do sucedido entonces, senón que as súas decisións terían que estar rexidas por un plano cerebral, antepoñendo sempre ese ben común para o que foron concebidos. Eso é a política, e altura de miras. O resto sobra. Cando a xente debate sobre este caso en particular, moitos só ven razóns, eu, no futuro, só vexo unha beirarrúa.



lunes, 2 de julio de 2018

 hemeroteca  
Fai 20 anos, 1998. Desprázamonos ata a ladeira de Fontería, entre Meaño e Xil, con José Carlos Martínez e un grupo de aficionados ao aeromodelismo. O primeiro queríalle ensinar aos seus compañeiros as ventaxas da ladeira para practicar e disfrutar con vo sin motor. Nós nos quixemos perder a experiencia.

VUELO SIN MOTOR EN MEAÑO

Vista de la ladera de Fontefría en Meaño
Meaño cuenta con una de las mejores laderas de la comarca para practicar el vuelo sin motor con planeadores de ladera. Está situada en el lugar de Fontefría, a medio camino entre las parroquias de Meaño y Xil, en una de la faldas que bajan del monte Castrove por su cara occidental y que cae hacia la parte baja de la ría de Arousa. Se da la casualidad de que en el extremo sur de dicha ladera se encuentra el vertedero municipal de Meaño. Además ofrece extraordinarias vistas a la ría, conocidas por muy pocos.

El vecino de Ribadumia José Carlos Martínez, conocido por estar construyendo en su domicilio un avión desde hace unos años y aficionado al vuelo sin motor, acude regularmente al lugar para practicar esta modalidad de aeromodelismo. Según él "é a mellor ladeira da comarca para voar" si bien tienen que darse unas condiciones de viento favorable. "É necesario -precisa-, que haxa vento oeste, algo moi habitual en primavera e outono. Deste xeito a corrente de aire que procede do val, ascende moi rápido ao atoparse cunha ladeira tan extensa, e iso que permite que os planeadores voen moi ben". También influye que en esta época del año el sol calienta por la tarde la ladera originando de esta forma aire cálido que asciende rápido formando una corriente que favorece el vuelo. "En ocasións -señala José Carlos- a corrente que se forma resulta tan boa que o avión pode ascender ata meterse nunha nube".

José Carlos Maertínez es su taller de Ribadumia

Existen aficionados a este tipo de vuelo en la zona de Pontevedra y Vigo, enrolados en clubes, que se desplazan varias decenas de kilómetros para buscar una zona donde poder practicar su deporte favorito. La ladera de Fontefría, a pesar de reunir unas condiciones excepcionales, es desconocida para muchos. Hace unos días José Carlos estuvo en la zona con Marcelino, David y Carlos, tres compañeros pontevedreses, para mostrarles la ladera. Los cuatro practicaron con sus respectivos aviones y disfrutaron haciendo rizos, toneles, picados o vuelos invertidos. Todo un abanico de filigranas capaz de hacer disfrutar a cualquiera. Los cuatro coincidían en las buenas condiciones del lugar, si bien a Carlos no le convencía el aterrizaje "ya que a mí -afirmaba- esto de ir a buscar el avión al medio de los tojos, que quieres que te diga, no va mucho conmigo". Por su parte José Carlos, conocedor de la zona, y que vuela con un prototipo de construcción propia ya pensara en ello "eu deseñeino para poder aterrar nos toxos", comenta en tono desenfadado.

Otra imagen de la ladera de Fontefría
José Carlos Martínez practica con un prototipo que tiene siete años, mide un metro de largo y una envergadura -distancia entre extremos del ala- de dos metros. En el fuselaje empleó contrachapado de okume y pino de oregón, las alas están recubiertas de fibra de vidrio y para las alas de cola empleó madera de balsa "que é unha madeira tropical máis específica, pero o restos do material ou madeiras atópanse en calquera ferretería ou carpintería" afirma. Los radios de la rueda más los cables de freno de una bicicleta sirvieron para construir los mandos. Un aparato semejante ronda las 50.000 pesetas en el mercado, a lo que hay que sumar unas 30.000 que costaría la radio de transmisión. 
Para tamaño, el planeador con que volaba Marcelino, un prototipo de tres metros de envergadura que, cuando circulaba bajo, cortaba el aire como si un verdadero avión se tratara. Los tres pontevedreses suelen volar a menudo en la zona de Montalvo en Sanxenxo, pero coincidían en que la ladera de Fontefría ofrece muy buenas posibilidades y es un lugar a tener en cuenta.

Un prototipo de aeromodelismo
Para José Carlos Martínez, conocedor de la zona y que hizo las veces de anfitrión, "voar neste lugar, lonxe de todo e coa ría ó fondo, resulta relaxante, un esquécese de todo aquí arriba". Cierto que, de cuando en vez, se encuentra con compañía en el cielo, ya que por cuanto algunas aves suelen acercarse curiosas al planeador. "O habitual é que sexan aguias ratoeiras -asegura- que, pese a ter fama de solitarias, soen seren moi sociables no aire, achéganse curiosas ó avión e si realizas maniobras suaves incluso te imitan".
La ladera en sí también podría resultar buena para el ala delta y el parapente, "pero o inconvinte está en que non ofrece superficie de aterraxe suficiente no val, xa que abaixo hai moita zona de árbores". Mas, por lo de pronto, de ella sí pueden disfrutar los aficionados al vuelo sin motor con planeadores de ladera. Además de relajarse es una ocasión magnífica para descubrir extraordinarios paisajes que tan cerca.


domingo, 24 de junio de 2018


Rubén Moldes y David Couso se definen como dos románticos de la ganadería, apostando el primero por la cría de bueyes, y el segundo por los caballos. Estos dos jóvenes afincados en la localidad meañesa de Xil comparten afinidad y se han dado la mano para poner en marcha este verano en Meaño la “I Degustación Gastronómica de la Carne de Buey”. Será en el “Cequus Veiguiña”, una finca de 18.000 m2, que cuenta con un picadero cubierto que se reconvertirá para la ocasión en el espacio apropiado para albergar una degustación inédita en tierras salinienses y que se ofrecerá con carne exclusiva de buey meañés.

ROMÁNTICOS DE LA GANADERÍA EN MEAÑO


David Couso y Rubén Moldes con dos bueyes en el Cequus Veiguiña en Xil
Aunque natural de Sanxenxo, Rubén Moldes Montes, a sus 29 años vive afincado en el barrio de O Barreiro en Xil. Allí decidió hace algo más año dedicar tiempo y dinero a una de sus pasiones, la cría de bueyes, que compagina con su profesión de mecánico. Para ello acondicionó unas cuadras en la era de su casa donde actualmente cría cinco parejas de bueyes, procedentes de Cantabria, Portugal u Ourense entre otras latitudes.
“Hace uno y medio -recuerda- compré mi primera pareja de bueyes, dos tudancos que adquirí en Cantabria. Luego me fui haciendo con otras parejas: una de raza rubia gallega, otra de miñoto portugués, maronés ourensano… Siempre fui un apasionado de los animales, de lo contario no podría haberme embarcado en un proyecto como este que tiene mucho de romántico”.
Y es que la cría de bueyes es una actividad en la zona “sobre todo en la costa donde ya no hay bueyes, únicamente perviven en las zonas de interior, caso de Silleda o Lugo”, explica Rubén Moldes. “Hace medio siglo, en cambio, el buey era un animal frecuentes en el campo gallego porque tenían una gran capacidad de tracción, y a falta de los tractores de hoy, se empleaba mucho para sacar la madera del monte”. “Por esta razón -agrega- aún hoy los bueyes suelen comprarse por parejas porque son animales muy compenetrados que han trabajado juntos durante años. De hecho los que yo estoy criando tienen entre 3 años de vida los más jóvenes, y los 11 del tudanco cántabro”.

El ganadero de Xil, Rubén Moldes Montes, con los bueyes
“Adquirir una pareja de bueyes no es hoy excesivamente caro -explica el ganadero-, si bien luego está la labor de recebarlos y los cuidados para tener todo en regla”. “Lo primero que cabe tener en cuenta -matiza- es que, si son jóvenes, tienes que enseñarles a comer, conviene darle siempre comida pero la justa, a fin de que ganen grasa pero que no empachen. En cuanto al apartado sanitario tienes que vacunarlos todos los años para desparasitarlos, y un  veterinario cobra una 50 euros para cada pareja vacunada”. La alimentación se completa con pasto en verde un parte del año, más luego ensilado de maíz, avena, cebada, trigo y forraje, la mayoría del cual debe comprarlo nuestro protagonista en el interior.

En ganadero de caballos David Couso
Abaratar costes
Fue precisamente con el objeto de abaratar costes que le puso en contacto con otro ganadero meañés, en este caso David Couso, dedicado a la cría de caballo en su Cequus Veiguiña” en la misma localidad de Xil. “Cada uno de nosotros -explica David Couso- estábamos trayendo medio tráiler de cereal, en mi caso para los caballos y Rubén para los bueyes, por lo que nos pusimos de acuerdo para  fletar un tráiler completo cada cierto tiempo y compartir los gastos de porte”. “Esto -agrega-  nos sirvió para empatizar sobre este mundo, conocer mejor la actividad del otro y así generar una serie de sinergias comunes hasta el puntos de concebir esta jornada de degustación de la carne de buey”.
A David Couso le compraron su primer caballo, “Campeador”, con 12 años. A los 18 se formaba en Madrid como técnico en podología equina, estudios que completó luego con otros clinics formativos, y a los 20 años comenzó a gestar la idea disponer de una ganadería y un centro hípico propios. El proyecto cristalizó hace unos años sobre una finca heredada de su abuela Clara “A Veiguiña”, y en su recuerdo puso su nombre el proyecto. A sus 34 años de hoy, Couso cría en estas instalaciones 16 equinos e imparte clases de equitación a unos 70 alumnos. Estos dos jóvenes ganaderos se dieron la mano así para poner en marcha esta degustación.

Centro hípico Cequus Veiguiño que aocgerá la fieta-degustación
Buey de 1.000 kilos
“Estamos ultimando los detalles -explica Rubén Moldes- si bien tenemos claro que será en la primera quincena de julio en la finca de David. Para ello barajamos sacrificar en un matadero, con toda la normativa sanitaria, uno de los tudancos que estoy criando, que tiene 11 años y que pesa uno 1.000 kilos”. “Luego -agrega David Couso- toca macerar esa carne en cámara en torno al mes, y cocinarla en esa jornada para degustación del público, sirviendo esta carne, que es una de las más exquisitas del mercado, a precios populares, a modos de chuletón, hamburguesa, tartar y otras variedades culinarias”. “Además el público que lo desee tendrá la oportunidad de visitar y conocer de primera mano estas dos ganaderías, e interesarse por el mundo del cría del buey y del caballo, y prepararemos también algunos alicientes de ocio y diversión para el público, con el objeto de convertir la jornada en una referencia para poner en valor la ganadería, en especial la de buey, en nuestra zona de costa”.
Los dos aspiran a que sus pasiones den rendimiento en el futuro, sobre todo un Rubén Moldes que ha sido el último en llegar. “De momento esto no da dinero, todo son gastos -lamenta-, pero sueño con que en el futuro genere algún rendimiento familiar”. De cara a ese  futuro su ilusión es ampliar la ganadería: “en mi próxima compra me gustaría hacerme con un pareja de bueyes de raza barrosos, que son portugueses, y que son preciosos, y es que Portugal para nosotros es el paraíso del buey”. 


domingo, 17 de junio de 2018

conversas.com
Lourdes Ucha Varela
Alcaldesa de Meaño

La reciente crisis en el seno del PP meañés es un hecho y no se ha cerrado todavía. En ella se ha cuestionado internamente el liderazgo de Lourdes Ucha y su idoneidad para ser la cabeza de cartel para las municipales de 2019. La reunión mantenida entre ediles del PP díscolos -con un alto cargo del partido presente- y líderes de MI, más el enfrentamiento y reproches entre los ediles populares en el propio salón de pleno tras la sesión plenario del 9 abril, refrendan la crisis interna de los populares. Pese a ello muchos han sido los apoyos recibidos tanto que Lourdes Ucha entiende que lo sucedido refuerza su voluntad para presentase a las municipales de 2019.

“ESTOY MÁS DECIDIDA QUE NUNCA A PRESENTARME A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES”


Lourdes Ucha en Simes
¿Cómo ha encajado la crisis habida en el seno del Partido Popular meañés?
Yo no percibido tal crisis, lo que sí es cierto es que siempre surge discrepancias en el grupo de gobierno, por el modo de afrontar una obra, por el modo de una actuación a seguir… Es normal que a lo largo de una legislatura exista diversidad de opiniones dentro del grupo.
¿Está decidida a ser la alcaldable de Partido Popular por Meaño en las elecciones municipales de 2019?
Hubo un momento a lo largo de la legislatura en que, por cuestiones meramente personales y familiares, barajé la posibilidad de no presentarme. Pero después de lo publicado, y dados los muchos apoyos que he recibido a lo largo de esta semana, esas dudas se han disipado: Estoy más decidida que nunca a presentarme, siempre y cuando el grupo de afiliados, colaboradores y simpatizantes del Partido Popular en Meaño estén de acuerdo en mi persona como alcaldable.
¿Esos apoyos le han llegado desde la calle o desde dentro del partido?
Aunque también ha habido desde dentro del partido, los que me han reafirmado más en mi decisión han sido los muchos apoyos recibidos desde la calle, por parte de vecinos que me llaman o que incluso me paran por la calle para mostrarme su apoyo y animarme a seguir. Ese calor ha sido muy importante para mi decisión.
¿Cómo escenificará el grupo de populares en Meaño el apoyo, o no, a su persona como alcaldable? ¿Convocará alguna asamblea con votación o aclamación?
Todavía no hemos decidido la fórmula. Pero, por lo de pronto, yo estaré dispuesta a presentarme, si cuento lógicamente con su apoyo.
Hagamos balance de estos tres años de legislatura.
Ha arrancado más lenta de lo normal en cuanto a obras, porque veníamos de una crisis económica a nivel global que afectaba mucho también a los concellos, pese a lo cual pudimos seguir ofreciendo todos los servicios. Además algunas leyes nos han perjudicado, como que la nos paralizó el superávit del ejercicio de 2016, y que ahora, después de reivindicarlo, los concellos podremos liberar y volver a invertir. Todo ello hará que las obras cobren un impulso decisivo en este último año que nos permitirá cumplir con nuestro programa.


Lourdes Ucha jura su cargo de alcaldesa en 2015
¿Cuáles son esas obras prioritarias para el curso?
La apertura de una calle en Lores para comunicar la carretera con la iglesia, un proyecto que viene desde 2013 y que precisó de un plan especial porque la calle no estaba contemplada en el PXOM, y para la que se están negociando los terrenos que permitirá su ejecución a lo largo del curso. La construcción de una plaza céntrica en Dena cuyas obras arrancarán tras el verano. El campo de fútbol de A Toxa, que se ha construido, pero que ahora precisa la ampliación de vestuarios más un muro de contención y un área de estacionamiento, para lo cual se ha adquirido esta semana una parcela de monte colindante de unos 1.200 m2. Y también el cambio del césped artificial del campo de fútbol de As Cachizas, que se ejecutará este mes de julio para que el Dena pueda tenerlo a punto a mediados de agosto. A ello añadimos la mejora de la fuente de San Xoán en Meaño, Souto en Lores y el lavadero de Picón en Xil, que será adjudicada en 15 días.
¿Cómo está encajando la actuación de la oposición, dura en ocasiones, a lo largo de la legislatura?
En la oposición existen dos grupos con dos modelos muy diferentes. Uno hace su labor política pensando en los vecinos; otro la hace pensando sólo a atacar constantemente a la alcaldía.
Ese otro es Meaño Independente.
Así es.


Ucha en un alocución durante el pleno
¿Qué le ha dolido en estos tres años?
Algunos ataques personales, que no estaban guiados por fundamentos políticos, sino que estaban dirigidos única y exclusivamente a dañar mi persona en el plano personal. La de MI es una oposición no contra el grupo de gobierno, sino contra las personas, y para ello sirve todo, incluso el incitar entre los vecinos determinadas formas de actuar contra el concello.
Le pregunto por algunas actuaciones que le han reprochado. ¿Ha pagado el grupo de gobierno la sanción de 3.146 que Inspección de Trabajo impuso al concello por hallar a algunos trabajadores municipales en situación irregular en el campamento musical de 2015 en Marín?
Sí, ese dinero se ha ingresado en la cuenta del concello y con él se ha pagado la sanción.
¿Por qué no le presenta a MI, que se lo reclama desde la oposición, el documento bancario que acredita tal ingreso para acallar bocas?
Meaño Independente tiene ese documento, lo que quiere saber en realidad es que personas del gobierno local hicieron ese abono, si fue la alcaldesa o más gente… y ese dato de índole personal es el que no estamos dispuesto a facilitar. Pero si saben que esa sanción se pagó no con fondos públicos, sino que se abonó personalmente desde el gobierno local, tal y como anunciamos en su día. Lo que ocurre es que recelan de todos los documentos que presentamos: el requerimiento a Educación para saber si estábamos obligados a dotar de conserje al CEIP de As Covas, el que elevamos a Costas para conocer su dictamen sobre la pista de pádel...
En uno de los últimos plenos el edil del PP Pepe Varela demostró con un informe técnico que la opción que él defendía para el trazado del último tramo de saneamiento en Lores era más económico y daba servicio a más vecinos.
Era una posibilidad, pero debía pasar por fincas privadas, y Meaño no ha seguido en lo últimos años esos trazados. Además no sabemos si sería aceptado por los propietarios.
La veo animada.
Sí, porque esta semana me he sentido muy reforzada por los apoyos de los vecinos.


domingo, 10 de junio de 2018

conversas.com
José Carlos Padín González
Campeón Gallego de Boxeo en Pesos Pesados

A sus 28 años el pugilista de Castrelo (Cambados) José Carlos Padín González se proclamaba el pasado mes de mayo campeón gallego de peso pesado (de 81 a 91 kilos) en modalidad olímpica. Lo hizo en A Coruña en un combate que le enfrentaba al ourensano Iago Mondelo. Con ello revalida un título que Padín González ya había conseguido por primera vez en 2016 en Vilagarcía de Arousa. Llegado al mundo del boxeo en 2011 este pugilista sueña en el medio plazo con el salto al profesionalismo. El boxeo y su entrenador Francisco Amoedo son para el solaz y un particular terapia para superarse en la vida. El PSOE cambadés se ha avenido le brindaba este sábado, 9 de junio, un reconocimiento por su labor y título

“EL BOXEO PARA MÍ ES UNA TERAPIA EN LA VIDA”

¿Cómo se inicia en el mundo del boxeo?
Fue en 2011 que, con 21 años, empecé a entrenar en un gimnasio de Vilagarcía. A partir de ahí el boxeo me eligió. Lo digo así porque soy de los que piensa que uno no elige el boxeo, sino que es éste quien le elige a uno.
¿Por qué lo entiende así?
Porque la figura del boxeador requiere de una condición física de base y una gran fortaleza mental, son cualidades que un pugilista debe tener ya en cierta medida de por sí.
¿Qué le decía la familia o sus amigos cuando se decantó por este deporte?
En principio nadie de apoyaba. Todos te decían que es un deporte de locos, que no tiene futuro, y tratan de tirarte para atrás. Pero creo que todo se debe a una concepción errónea de lo que en realidad es el boxeo.

José Carlos Padín con su cinturón de Campeón Gallego y la Torre de Sadurniño al fondo. Foto Iñaki Abella

¿Qué les diría usted a aquellos que asocian el boxeo con la violencia?
A esa concepción errónea es a la que me refiero. Un boxeador es un deportista, que debe trabajar su forma física, la técnica, los reflejos, que debe cuidar mucho su alimentación. El boxeo no es deporte violento en sí, los que son violentos son algunas personas que se comportan como tales, practiquen el deporte que practiquen. En mi caso, los que me conocen, saben que no soy para nada una persona violenta, odio las peleas y evito siempre los conflictos. Pero me gusta cuidar cuerpo y mente, me gusta entrenar, y la pelea, como deportista que soy, nunca sale del fin.
¿Qué es eso que arriba en el rin en el momento de afrontar una pelea?
Para mí es algo indescriptible. Ver como el público se entrega, como gente que no te conoce te da su calor, su ánimo, como te alienta y te empuje, es algo que te fortalece mucho en el plano anímico, es ver todas esas horas de entrenamiento y sacrificio compensadas en ese instante.
¿Qué le ha aportado o le aposta a usted el boxeo?
El boxeo es, de por sí, un deporte humilde que te enseña a concentrarte a mentalizarte para conseguir el objetivo. Te demuestra que en la vida no debes dejar que el miedo te domine, debes aprender a canalizarlo hasta dominarlo, te enseña que uno debe mentalizarse siempre para superar las adversidades, porque en la vida, como en el boxeo, el lema es no arrojar nunca la toalla. El boxeo me ha ayudado mucho, me ha llenado momentos bajos, momentos de vacío, en que con una comba o un simple saco de boxeo fui aprendiendo a superarme. El boxeo, en cierta medida es para mí una terapia. Solo así se entiende que haga los kilómetros que hago tres días por semana para, de trabajar en Pontecesures, deslazarme a Vigo para entrenar en el “Saudade” con mi preparador Francisco Amoedo.

José Carlos Abal en el acto de reconocimiento
recibido en Cambados. Foto Noé Parga 
¿Cómo resultó la pelea en la que se hizo con el título del Campeonato Gallego recientemente en A Coruña?
Fue un combate a tres asaltos contra el ourensano Iago Mondelo Barca. Resultó duro porque me superaba en peso, con 91 kilos por los 83 míos, y en altura, con casi sus dos metros por mi 1,78. Pero aun así logré derrotarlo a los puntos y pude revalidar el título que ya había conseguirlo por primera vez en Vilagarcía en 2016.
¿Cuándo tiempo entrena a la semana?
Entreno tres días en Vigo y dos más por mi cuenta en Castrelo, cumpliendo sesiones de dos horas de trabajo cada día: carrera continua, comba, saco, natación en verano…
¿Algún lugar predilecto para salir a correr?
La playa de A Lanzada, y también aquí en Castrelo bajo a la costa y corro en el entorno de la playas de la Saíñas, que es un entorno natural, lejos del ruido y la contaminación.
¿Es la del boxeador una labor solitaria?
Sí, tiene cierto componente solitario, porque debes prepararte para afrontar una pelea sobre el rin en el que vas a estar tú sólo contra el rival, y la mente ahí en vital para alcanzar la meta propuesta. Pero luego, en mi caso sí me siento muy arropado por mi entrenador Francisco Amoedo más un equipo que está siempre ahí, y que contribuye también a tu fortaleza mental.
¿Qué meta deportiva se propone o en el corto y medio plazo?
En el corto plazo competir por el campeonato de España de boxeo olímpico que se celebra el próximo mes de julio en Córdoba, y en el medio está la ilusión de pasarme al profesionalismo.
Hablando de boxeadores profesionales. ¿Cuál es ese púgil referente al que admira?
Tengo muchos, cada uno en su estilo. Pero si tuviera que quedarme con uno le diría que Julio César Chávez, es un boxeador mexicano de peso pluma, del que admiro su forma de pelear, pero también su coraje en la vida: venía de una familia humilde, con seis hermanos, en medio de la nada. Un día le dijo a su madre que quería ser famoso y el boxeo fue su camino para el éxito. Además cayó en la droga, pero él nunca desistió, volvió a levantarse y a superar su momento malo gracias al boxeo.
Este sábado recibe por parte del PSOE cambadés un reconocimiento a su labor y su campeonato gallego. Supongo que agrada el ser reconocido por sus convecinos.
Por supuesto, siempre es agradable que reconozcan al trabajo y el mérito deportivo de uno. De hecho es una iniciativa que empezó a mover un vecino mío y que al final logró ser oído.
Y usted que lleva el nombre de Cambados por Galicia y el próximo mes de julio a Córdoba, ¿no recibe ninguna ayuda o financiación para su práctica deportiva, o mismo su viaje próximo a tierras andaluzas?
No, en realidad nunca supe si cabe alguna fórmula para que colaboren con uno en un deporte como el boxeo. Nunca llamé a puerta alguna, me mantengo un tanto al margen de todo eso.