sábado, 6 de febrero de 2016

Actualización en proceso... publicación domingo 7, ás 14 horas.

sábado, 30 de enero de 2016

A FOTO: ESCOLA DE DOñA PURA, 1966

Traemos hoxe a esta páxina principal unha foto para lembranza de moitos: é a escola de Doña Pura, e foi tomada o 17 de xuño de 1966. Era unha escola unitaria feminina que a mestra Doña Pura impartía primeiro na de Miguel Dovalo en A Canle (anos 40 e 50) e logo no Outeiro (anos 60), na casa que antigamente fora concello por un tempo. A foto pertence ao arquivo persoal de Eligia Longueira, a quen lle agradecemos que nos permita compartila con tódolos lectores a través deste particular Ventanuco. Pertence á época de cando a escola estaba no Outeiro. Seguro que coñeces a moitas das rapazas aquí presentes. Pero se non é así abaixo identificamos a cada unha delas.

1966. Escola de Doña Pura


Siluetedado para identificar ás protagonistas


1. Carmen de Vila
2. Digna de Tineo
3. Carmen Balboa
4. Doña Pura
5. Marisa Rosal (de Venera)
6. Isabel Hermida
7. Rosario de Fontán
8. Amparo de García
9. Isabel de Arcas
10. Eligia Longueira
11. Conchita de Concepción
12. Hortensia
13. Milagros Varela
14. Susa de Roberto
15. Lola de Felicidad
16. Carmen de Concepción
17. Carmen Martínez
18. Luisa de Vila
19. Eva de López
20. Gina Muñiz
21. Ana de Concepción
22. Mª Jesús Longo


sábado, 23 de enero de 2016

LA OBRA DEL ESCULTOR MEAÑÉS FRANCISCO PAZOS 
LLEGA A ESTOCOLMO

El escultor meañés Francisco Pazos
Una pieza del escultor meañés Francisco Pazos está presente estos días en la feria  de decoración “Formex” de Estocolmo. La obra acude de la mano de una iniciativa de la Consellería de Economía, Emprego e Industria para impulsar la comercialización y promoción de la artesanía gallega en el mercado nórdico. Galicia acude a esta feria con un stand institucional que incluye a 39 talleres con profesionales de toda la comunidad gallega vinculados a los sectores del cuero, el cordaje, la iluminación, el textil, porcelana, alfarería, cestería y madera, siendo este último donde precisamente se enmarca la obra que le ha sido seleccionada a Francisco Pazos.
“Formex” está considerada una de las ferias profesionales de decoración referencias en los países nórdicos, y se convierte, en sus dos ediciones que celebra al año, en marco de encuentro entre agentes, importadores, diseñadores, productores y compradores de diseño interior de y de la industria de regalos. A través de la fundación Centro Galego de Artesanía e Deseño, Galicia presenta en ella una propuesta para la creación de ambientes basados en creaciones artesanas y en los que la artesanía tradicional combina con creaciones contemporáneas.

Muebel presente en la feria de Estocolmo
Otra imagen del mueble de Francisco Pazos

Mueble policromado
La obra con que concurre Francisco Pazos en mueble que él creó hace cuatro años. “Se trata de un pequeño mueble rústico concebido en madera de ciprés, con una pequeña cajonera en un lateral, unas puertas y que incorpora el color como elemento decorativo”, explica el escultor meañés. Como es rasgo identificativo en el escultor meañés la línea curva predomina en la creación acabada con tonos azules que combina con algo de ocre y verde.

Cruceiro de San Cibrán, obra del escultor meañés
Francisco Pazos, natural de la localidad meañesa de Cobas que es donde tiene asentado su taller, reconoce que la oferta para participar en Formex le llegó a través del Centro Galego de Artesanía e Deseño. “Les remití fotografías de tres obras que entendía podían ajustarse al espíritu de la feria -explica- y unos días después me llamaron para comunicarme que deseaban contar con el mueble de madera de ciprés”. “Decidí incluir este mueble en cuestión -continúa- entre las tres obras que remití porque entendía que por sus dimensiones, volumen y peso se ajustaba bien para el traslado hasta Estocolmo”.
Eso sí, Francisco Pazos se toma esta feria en la capital nórdica como “una experiencia” y no se hace grandes expectativas. “Tampoco es una prioridad para mí -explica- porque Formex es una feria para profesionales, no para el público en general, y en el supuesto que la obra guste para decoración yo no estoy preparado para producir en serie 20 o 30 muebles prácticamente en serie”. “Ahora bien -concluye- reconozco que es importante para que se conozca y para estar de alguna forma en el candelero”.

Otras prioridades
Obra de Pazos presente en el Paeo Marítimo de A Coruña
El escultor meañés se marca otras prioridades que apuntan más al territorio nacional. Y aunque cuatro de sus obras vienen de estar presentes también hace unas semanas en un feria en Miami su próximo objetivo es la feria de Art Madrid a donde acudirá un año más de la mano de la galería viguesa Montenegro y donde el pasado año su obra tuvo una excelente acogida. De hecho acudiera a esa feria con cinco obras y junto con consagrados artistas como Barceló o Miró. Responsables de la galería viguesa visitarán en los próximos días su taller para seleccionar la obra con vista a Art Madrid. Una capital española donde en noviembre tuvo también obra en el marco de Feriarte.

Pieza de Pazos en Meaño

Pazos es uno de los escultores más relevantes en el panorama gallego del momento. Con más de un centenar de exposiciones a sus espaldas -entre individuales y colectivas- su obra se ha convertido en reconocible y está presente en lugares como Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), el museo de Pontevedra, Vigo, A Coruña o Alcobendas, más en numerosas colecciones particulares de España y del extranjero. En 2013 uno de sus guerreros de granito integró la exposición “China y la UE, y los guerreros del Emperador Qin”, una exposición itinerante que todavía está completando su recorrido por diversos países.


lunes, 18 de enero de 2016

GENEROSAS RACIONES DE CALLOS TOMAN LA NOCHE DEL SAN AMARO MEAÑÉS

Manolo Vila, uno de los vecinos asiduos cada año en la fiesta
Los callos reinaron en la gélida noche de sábado -apenas 4 grados- del San Amaro meañés y sirvieron para calentar los estómagos del centenar de vecinos, seguidores fieles en su mayoría, que desafiaron al frío para disfrutar de la fiesta a pie de la pequeña ermita. Y es que la de San Amaro, que abre el calendario festivo del año en este municipio, es una fiesta humilde, sin pretensiones, que la convierten en un evento singular.
Lejos de los focos, de los escenarios sobre plataformas de camión, los watios de sonido, las grandes carpas, los fuegos, la cartelería y los magnos presupuestos, el San Amaro meañés, divulgado en sencillas fotocopias, se resuelve con un dúo musical en un escenario de tablas conformado sobre palés de madera que apenas levanta cuatro palmos del suelo, una simple guirnalda de luces, una rústica carpa al abrigo de la capilla, y un presupuesto que apenas llega a los 1.500 euros -para dos jornadas-, dinero que aportan los vecinos, los donativos del santo y las “poxas” de las ofrendas que brindan los devotos.

Isidoro Fontán en la "poxa" de una de los gallos
"Poxas" peculiares
Unas “poxas” variopintas las de sábado, en las que se subastaron desde cuatro excelentes gallos de corral -uno de ellos se adjudicó en 53 euros- hasta kilos de cacahuetes, pasando por bolsas de naranjas -lo más recurrente este año-, cebollas, limones, calabazas, licores, y vinos Rías Baixas. Precisamente una de las pujas altas fue para un “Bastión de Luna”, Rías Baixas tinto, de 1,5 litros, que se adjudicó en 37 euros. Se trata de “poxas” familiares en que el medio centenar de meañeses congregados se siente en la obligación moral de llevarse algo para casa dejando con ello un donativo al santo. Tan familiares que incluso uno de los vecinos que se adjudicó un bizcocho por 22 euros lo dejó como donación para la fiesta “y poder comerlo todos juntos por la noche” añadió.

Vecinos dando buena cuenta de los callos
Dos ollas de 50 kilos
Y precisamente por la noche la parte gastronómica de la fiesta comenzaba pasadas las 22 horas. Unas empanadas sirvieron de aperitivo para el plato estrella del evento, los callos, que entraban en el recinto en dos grandes ollas que al peso suponían 50 kg. Con un alto en la música la organización -integrada por una decena de personas, en su mayoría mujeres jóvenes- comenzaba a servir las generosas raciones, que muchos se atrevieron a repetir, aunque también hubo quien los evitó, pretextando lo calórico del plato o, tal y como comentaba una meañesa, “porque son pesados y me sientan mal por la noche”.
Y para redondear la fiesta se elaboraron en el recinto dos grandes queimadas -con 8 litros de aguardiente- que se dispensaron en pequeños vasos para acompañar los postres a base de roscón, bizcocho y galletas, todo servido de forma gratuita entre el centenar de vecinos congregados.
El baile con coreografías en las que participaba todo el público sirvió como terapia para digerir la cena de una fiesta donde, esta vez, quien se mantuvo en la sombra fue el cura párroco José Manuel Taibo, otrora cicerone del evento pero que en esta edición se apartó un tanto: “se trata de delegar en esta gente joven que lo está haciendo tan bien -explicó-, suyo tiene que ser el protagonismo de esta fiesta”.

Posdata
Comisión de San Amaro
Desde este particular Ventanuco os nosos parabéns polo traballo e o bo facer da comisión organizadora. Ela (que caramba! que eran maioría) eran este ano: Ari, Maite, Janet, Elena, Bea, Marta, Nuria, José Luis, Eli, Cristian e, como sempre, Sandra. Ah! E o párroco Xosé Manuel que, aínda que na sombra, estivo un ano máis aí... pero sin bendecir os callos!!!. Deles foio o mérito de que esta festa sega a ser o que é: a da xente.



GALERÍA DE FOTOS (manteranse só durante esta semana)