sábado, 20 de agosto de 2016

Natural de Castro Dozón, afincada en Prior de Cea (Ourense) y más tarde meañesa de adopción Manuela Fraga Fernández cumplió este pasado martes, 16 de agosto, el siglo de vida. Lo hizo con su mejor sonrisa y un aspecto jovial, impropio de su edad, en una comida que le organizó su familia en el jardín de la casa donde ahora reside con su hijo y nuera en Major (Sanxenxo), la cual congregó a quince de personas y a cuyo término sopló las velas. Recibió incluso la visita en ese momento de la alcaldesa de Meaño, Lourdes Ucha, acompañada la edil de asuntos sociales, Milagros Pérez. Y es que pese a vivir ahora en Major, Manuela Fraga, sigue sintiéndose meañesa. Ella nos cuenta aquí los secretos de su longevidad: haber pasado miseria, no robar, comer sano y nada de estrés ni alcohol.

Manuela Fraga, rodeada de su familia y la alcaldesa de Meaño en el día de su centenario

LOS 100 AÑOS DE MANUELA FRAGA, “A MUIÑEIRA”

Manuela, en el momento de soplar las velas
Manuela Fraga (que nada tiene que ve con el que fuera presidente dela Xunta) nacía en Castro Dozón, provincia de Pontevedra en el límite ya con Ourense, en 1916 en pleno reinado de Alfonso XIII, cuando España libraba la guerra de Marruecos y el turnismo empezaba a dar sus primeros síntomas de agotamiento. Tras contraer nupcias pasó a residir en la parroquia colindante de A Corna, en el municipio de Prior de Cea, dentro ya de la provincia de Ourense. Allí, junto a su marido Rodolfo, picador de minas en Asturias, había adquirido un molino que explotaba moliendo grano de trigo, maíz y centeno para la comarca.
Manuela “A Muiñeira” -que así era conocida por su dedicación al molino- tuvo que sopreponerse desde joven a los reveses de la vida.Tanto que, rodeada de los suyos, reconocía ayer que uno de los secretos para vivir cien años “es la miseria que pasé”. El primero de los reveses fue la muerte de su marido en 1953, cuando ella contaba 37 años, a raíz de un derrumbe en la mina asturiana donde trabajaba que atrapó a varios picadores, entre ellos al propio Rodolfo Reboredo.
Viuda, tuvo que sacar adelante su vida y la de su único hijo de ocho años. “Teníamos un carrillo con un caballo -recuerda su hijo Antonio Reboredo- con el que, puerta a puerta, en un radio de siete kilómetros íbamos recogiendo el grano para moler”. Aquel molino maquiero le permitió salir a flote, con una tarifa que era con 1 kilo de harina de cada 12 “pero no me quedaba con harina de más -advierte Manuela como otros de sus secretos-: si robara seguro que no habría llegado a los 100 años”.

Junto a su hijo, Antonio Reboredo
Su hijo Antonio Reboredo se casó en Meaño en 1966. De su matrimonio con Esther Balboa nació la descendencia que hoy tiene Manuela, de dos nietos y cuatro bisnietos. Desde hace dos décadas nuestra protagonista vivió a caballo entre A Corna y Meaño “siempre sientiendo pena cuando tenía que abandonar el lugar donde acababa de pasar la temporada”, rememora su nieta Mª Esther Reboredo. Precisamente su hijo nos cuenta el tercero de los secretos de la longevidad de su madre: “la falta de estrés, el vivir hasta hace poco en una aldea de 30 personas, sin atarse a horarios, comiendo sano productos de su huerta y siempre maquinando proyectos nuevos”. “Tanto –continúa- que hace un par de años aún proyectaba construir un invernadero en su huerta en A Corna, y hoy habla de convertir del viejo molino en un albergue para peregrinos”, a lo que la homenajeada responde con una amplia sonrisa.
Con 97 años Manuela se desplazaba en autobús hasta Lalín u O Carballiño, que distan unos 16 kilómetros desde A Corna, para realizar allí compras. “Pero no sólo eso -precisa su nieta María Esther que pasaba temporadas con la abuela en Ourense-, una vez allí se pasaba por el banco, se tomaba su café y, si estaba en O Carballiño, no perdonaba la tapa de pulpo”

Brindadno con cava, que no probó, porque nunca ha bebido alcohol
Su día a día es de rutinas pero a su edad aún se vale en buena medida por sí, lo que no es poco. Se levanta temprano, ve la televisión -gusta de los debates políticos- y aún practica algo de ganchillo. “Era mi pasión -recuerda-, tanto que iba ganchillando por el camino, de casa al molino y del molino a casa”, salvando una distancia de casi un kilómetros a la ida y otro tanto a la vuelta.
Por la tarde acude al Centro Social Polivalente de Meaño a donde la trasladan los suyos. “Allí me entretengo -reconoce nuestra protagonista-, la gente me trata con mucho cariño y disfruto sobre todo jugando a las cartas”.
En cuanto a las comidas da cuenta de todo “pero sobre me gusta el pulpo y las patatas guisadas con carne”. Eso sí -y quizá este sea otro de sus secretos- nada de vino: “no pruebo el alcohol -afirma- solo cojo la copa de broma para brindar, pero no bebí nunca”. Y, aunque la memoria sufre ya con la edad, todavía recuerda que “este domingo en A Corna es la fiesta de la Virgen del Destierro”, virgen de la que se confiesa devota de siempre, y cuya figura no falta en su mesilla de noche. Devoción, vistos sus 100 años, bien empleada.
           
           


sábado, 13 de agosto de 2016

La naturaleza es en ocasiones caprichosa. Que se lo digan si no a José Etelvino Castro un vecino de barrio de Ganón en Xil (Meaño) que desde hace un par de meses cría en su corral un pollo blanco con una singularidad: el ave tiene tres patas. Le llegó regalada desde una agraria de Vilanova, dado que ningún cliente la quería. Caso insólito el de este meañés, que a punto de cumplir los 85 años -lo lo hace este próximo domingo- reconoce que nunca tal había visto.

EL POLLITO FEO


La curiosa ave llegó al barrio de Ganón, donde vive Etelvino Castro, con un mes de vida, procedente de “Agrogande”, un comercio agrario de Vilanova donde trabaja su sobrino, Rogelio Paz, “Una cliente comprara en la agraria un remesa de polluelos -explica el propio Rogelio Paz- y al cabo de unos días se presentó de nuevo en el establecimiento para devolver este ejemplar porque había descubierto tenía tres patas”. “Todos quedamos estupefactos cuando lo vimos -reconoce-, a la clienta se le dio otro polluelo y el comercio se quedó con este ejemplar de tres patas”. “Y como pasaba el tiempo -continúa- y todos los clientes lo rechazaban, mismo a los compañeros les daba algo de repelús, el jefe me lo regaló y lo traje para casa en Xil”.
El pollo, que actualmente pesa casi los tres kilos, posee dos patas dispuestas en su posición normal, a las que suma un tercera, situada entre ambas pero dispuesta más atrás, a modo de apéndice, de tal forma que apenas sí utiliza para apoyarse. Cuando la vio, Etelvino Castro no puso ningún reparo al ave. “Cuando mi yerno apareció con el pollo casa -afirma- no me planteé rechazarlo ¿por qué razón? Lo de las tres patas es una singularidad, nada más, por lo demás es un ave totalmente normal: come, camina por la era en libertad e incluso intenta montar en las gallinas”.
Eso sí, como el resto del gallinero percibe diferente al nuevo inquilino las demás aves le son hostiles, por lo que el dueño hubo de tomar medidas para protegerlo. “No puedo tenerlo encerrado en el gallinero con el resto de los pollos y gallinas porque lo atacan -explica Etelvino Castro-, por esa razón lo acostumbré desde los primeros días a andar suelto por la era. Y se cría así, en libertad, por el día da varias vueltas alrededor de casa y por la noche se acurruca en un rincón del alpendre junto a la lavadora y ahí duerme”.


Etelvino Castro cría en su gallinero doce gallinas, dos gallos de corral y una kika. “Crío la aves -apunta- para sacrificar luego y comer porque nos gusta la carne de pollo de casa”. “Y este pollo -en relación a ejemplar de tres patas- seguirá el mismo camino, e cuestión de unos cinco meses… allá para Navidad, bien preparado al horno”, si bien, cuando lo comenta, su hija no disimula y frunce el ceño: “a mí lo de las tres patas… no sé” murmura. Por tanto la peculiaridad de sus patas no indultará al ave.
A sus casi 85 años y después de haber criado pollos y gallinas toda su vida Etelvino Castro reconoce no haber visto nunca un caso así. “Sí cuando era joven, allá por los años 50 del siglo pasado cuando yo tenía unos veinte años, vi en cierta ocasión un caso realmente mucho más extraño que era el de un ternero con ocho patas y dos rabos… como lo cuento”. “Y mucho dinero hicieron los feriantes -continúa Etelvino Castro-, que eran de la zona de Mosteiro, con aquel animal porque lo llevaban de feria en feria y de fiesta en fiesta para exhibirlo. Lo tenían en un camión tapado y cobraban una entrada por ver aquel animal, yo mismo recuerdo haberla pagado para verlo en las fiestas de Portonovo”.       

     

domingo, 7 de agosto de 2016

conversas.com 
Lourdes Ucha Varela
Alcaldesa de Meaño

Se ha cumplido un año de su estreno como alcaldesa tras ganar por primera vez unas elecciones como cabeza de cartel. En su primera legislatura con programa concebido por ella y su equipo, Lourdes Ucha va tomando identidad propia en el cargo conforme el tiempo aleja a ella y a los meañeses del legado de un Jorge Domínguez cuya sombra es alargada. Cumplido el año la alcaldesa hace en esta entrevista balance de su gestión, contesta a polémicas habidas, se pronuncia ante sus compromisos electorales y responde a algunas de las acusaciones más reiteradas que se le hicieron en este tiempo.

“CONTAMOS TENER LOS TERRENOS PARA UNA PLAZA CÉNTRICA EN DENA EN 2017”


Lourdes Ucha, caldaldesa de Meaño
Tras este primer año, ¿está siendo esta una legislatura más complicada de lo previsto en lo referente a la oposición que está recibiendo?
Cada legislatura es distinta y tiene sus matices, pero venga como venga, un alcalde debe tener siempre presente que su labor es tratar de solucionar los problemas de los vecinos.
¿Cree que la oposición está siendo demasiado severa con usted?
(Esboza una leve sonrisa) Yo creo que están haciendo una oposición que no se corresponde con lo que supongo demandarán los vecinos que les votaron, pero no seré yo quien les diga cómo tienen que hacer su labor. Desde luego, yo no haría ese tipo de oposición.
Pero no me negará que ha sido un año complejo, con varios temas polémicos. Por remontarnos al primero, la asesora, que aún colea de cuándo en vez. Un año después y con la perspectiva del tiempo ¿pesa en exceso la penitencia de ese nombramiento?
No, un año después tomaríamos la misma decisión que tomamos en su día. Además eso es una crítica por una parte de la oposición (en referencia velada a Meaño Independente) y por algo ya casi personal… Sé que lo llevaremos con nosotros durante cuatro años, pero creo que es una polémica estéril y que a los vecinos no les preocupa en absoluto.
¿Y no le pesa, en cuanto a volumen de trabajo, el haber prescindido de un concejal liberado?
No, en absoluto.
Campamento musical de Marín 2015: Inspección de Trabajo impuso una sanción de 3.146 euros al concello por una trabajadora en situación irregular en ese campamento.
Ha sido un tema ya explicado. Hemos cometido un error y lo asumimos por parte de las personas que componemos el grupo de gobierno que serán quienes pagaremos ese dinero, por lo que al concello no le va a repercutir un euro. A partir de ahí lo que hay que resaltar es la excelente acogida que están teniendo tanto este como otros campamentos que organizamos desde el concello.

Lurde Ucha jura el cargo en 2015
Perdone mi indiscreción, pero ¿cómo se asume esto: a toca teja, aporta usted más dinero…? ¿Cómo lo resuelven?
Esa es una cuestión interna nuestra, pero lo que sí está claro es que lo vamos a asumir las personas que componemos el grupo de gobierno (grupo integrado por siete ediles).
Otra polémica ha sido la del personal: escuela de música, atención domiciliaria… varios trabajadores han elevado sus quejas, algunos acudieron incluso a la justicia.
Ha sido una polémica inducida por un grupo de la oposición que se ha empeñado de trasladar esa realidad suya a la calle…
Me habla de Meaño Independente.
Hablamos de un grupo de oposición que todo el mundo sabe cuál es. Ahora han rebajado un poco esa tensión, pero en un principio trataron de minar a una parte del personal. Los trabajadores del concello de Meaño son un referente y creemos que están contentos con su puesto de trabajo. Somos conscientes de que existe una parte que están en situación de contrato temporal, la mayoría adscritos a servicios que no son propios del concello, y  que no puede variarse su condición al no poder convocarse plazas porque así lo marca la ley ante la situación económica que estamos viviendo. Pedimos un informe jurídico y ese informe avala que nuestra manera de actuar con esos trabajadores es correcta.
El centro de robótica y drones que se fue para Vilanova pudo haberse instalado en Meaño, eso al menos afirma Aspérez Montes que lo llevaba en su programa, había contacta con sus promotores y asegura que Meaño no mostró interés por ello.
Sólo sé lo que leí en su día en la prensa. Lo único que puedo decir es que en ningún momento nadie nos trasladó propuesta concreta alguna sobre el particular… A no ser que esa oferta llegara a la oposición y ésta no la trasladara al concello.


La alcaldesa en su Simes natal
Otra polémica del año ha sido la de las mociones relegadas al capítulo de ruegos y preguntas ¿No resulta estéril el asunto teniendo una mayoría absoluta?
Cabe definir bien lo que es ruego y lo que es moción…
La definición que dieron es ambigua.
No, lo que ocurre es que ya desde la legislatura anterior vinimos dando mano a un grupo (esta vez en relación al PSOE) que planteaba como mociones algunos temas que debían ser ruegos. Y en esta legislatura, como vimos que iba en aumento, pedimos un informe para aclarar la cuestión, y actuamos en consecuencia.
La fiesta de San Cristóbal ha sido la última. ¿Satisfecha en cómo se ha resuelto?
Satisfecha no es la palabra adecuada. Sí lo estoy en cuanto a que los vecinos de Dena tuvieron su fiesta, pero no en lo relativo a las condiciones que fijamos y que la comisión no cumplió, y me refiero en concreto a una verbena que no podían celebrar y que al final sí lo hicieron.
¿Habrá algún tipo de sanción por ello? ¿Podrá celebrarse el próximo año de nuevo en Os Pasales?
La fiesta se ha acabado (sonríe). ¿Cara al próximo año? Yo espero que no haya polémica.
Hablemos de compromisos electorales por los que ha sido apremiada en este año: plaza pública en Dena.
Estamos en ello, procurando una zona céntrica, y cuando digo esto pienso en la zona de Ponte Dena, que sirva como área de estacionamiento, porque Dena lo necesita, como zona de esparcimiento y, en esos tres o cuatro días al año, también como campo de fiestas. Contamos tenerla en 2017, si bien sabemos que no es fácil.
Cambio del césped artificial del campo de As Cachizas… está muy deteriorado.
Este año estamos metidos en el campo de fútbol de A Toxa. Ayer mismo (viernes para el lector) mantuve una reunión en Pontevedra con el diputado provincial encargado del área y me confirmó que la obra que contratará en uno o dos meses. ¿El campo de Dena? Sabemos que está muy tocado y lo tenemos en proyecto para esta legislatura, pero no estaba en la agenda para este año, y la agenda la marca el grupo de gobierno, no la oposición.

Otra instantánea de la alcaldesa de Meaño
¿El campo del Xil queda en punto muerto?
De momento sí.
¿No son muchos campos de fútbol y, en cambio, vemos que Meaño carece de una infraestructura, llámese auditorio o pabellón de usos múltiples, para albergar algunos eventos que obligan al peregrinaje a Ribadumia o a recurrir a un marco impropio como el pabellón de As Covas?
Posiblemente sí. Es verdad que falta ese marco, pero en el momento económico actual cabe ser realistas. Y no sólo es construirlo, es luego darle actividad y vida.
Pero con una banda secular y una escuela de música con tanta demanda y dinamismo…
Es una demanda por parte de un sector, que es la música… pero cabe pensar también en el resto. Claro que al grupo de gobierno le gustaría tener una infraestructura de ese tipo, pero cabe ser prudentes.
Comedor de la Escuela Infantil 0-3 años.
Hemos hecho una encuesta y ha tenido bastante demanda. Lo implantaremos en el próximo mes de octubre.
Para finalizar, dos reproches que se oyen en la calle, alguno de los cuales ya le hicieron llegar en sesiones plenarias. Uno: con su nuevo cargo de responsable comarcal del partido tiene menos tiempo para dedicar a Meaño.
No es cierto, esa responsabilidad no resta tiempo alguno en mi dedicación al concello.
Y dos: el concello y su grupo de gobierno es más lento, reacciona tarde a los problemas.
 ¿Lento?... En un año hemos ampliado dos viales importantes en Vilaxoega y Vilarreis, hemos actuado en dos fuentes que son A Laxe y Pazo do Monte, se está contratando la capa de rodadura en varios caminos de Padrenda, Meaño y Xil, se contrató un alumbrado en Dena, se van a adjudicar las obras del pabellón de Xil, se ha metido el agua en Quintáns y vamos hacer lo porpio en Axís (Simes), se va a ampliar el servicio de dependencia también a domingos y festivos, los campamentos están llenos, mantenemos una programación cultural que ahora ampliaremos en agosto, se van a invertir 100.000 en los colegios… y un largo etcétera. ¿Es esto ir lento?


martes, 2 de agosto de 2016

conversas.com 
Franciso Pazos Martínez
Primer premio Asorey de escultura

El escultor meañés Francisco Pazos (Cobas, 1961) sigue consolidándose como uno de los artistas gallegos del momento. Su obra “menhir con buxardos” acaba de ser galardonada con premio Francisco Asorey de escultura, certamen que reunió obras de más de 60 artistas de Galicia, España e incluso del extranjero. Con más de un centenar de exposiciones a sus espaldas su obra se ha convertido en reconocible y está presente en lugares como Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), el museo de Pontevedra, Vigo, A Coruña o Alcobendas, más en numerosas colecciones particulares de España y del extranjero. En 2013 uno de sus guerreros de granito integró la exposición “China y la UE, y los guerreros del Emperador Qin”. El premio Asorey fue su último reconocimiento.

“MENHIR CON BUXARDOS EN UNA OBRA QUE CONCEBÍ A PROPÓSITO PARA EL CERTAMEN ASOREY”

Francisco Pazos posa con su obra "Menhir con buxardos"
Supongo que el premio ha supuesto para usted una toda una satisfacción.
¡Claro! Un premio, primero, siempre es una sorpresa, porque cuando se trata de un certamen competitivo nunca sabes si la obra resultará ganadora o no. Y luego se transforma en enorme satisfacción por el hecho de que te reconozcan el trabajo.
¿Es la primera vez que participa en certamen Francisco Asorey?
Sí, de las tres ediciones celebradas, es la primera vez concurro. El pasado año lo ganó un escultor coruñés, José Manuel Castro, que es además un gran amigo mío… y este año me tocó a mí.
¿Qué es “menhir con buxardos”?
En una pieza vertical en piedra, de 1,18 metros de altura, que recuerda a los menhires prehistóricos, esas piezas que dicen de las cuales surgieron nuestros cruceiros gallegos. Tiene un acabado redondeado, pulido en la parte superior, y, como novedad, incorpora los “buxardos” que son unos pequeños ventanucos que hacen la pieza hueca en parte, y que se encuentran unos con otros haciendo y pequeño juego de luces y sombras.
¿Cuándo la creó?
Fue una obra que creé a propósito para participar en el certamen porque las bases pedían una altura máxima de 1,20 metros, inédita y que estuviera sin firmar. Yo no poseía ninguna pieza que se ajustara a todas esas condiciones: tengo toda la obra firmada, en exposiciones, en internet… Por eso tuve que crearla.

Otra instantánea del premio Asorey de escultra fallada la pasada semana
Con esta pieza parece que Pazos vuelve a sus orígenes, en cuanto a esa escultura casi etnográfica que lo caracteriza.
Volver a los orígenes exactamente no, pero si es retomar un camino ya recorrido, el de los menhires, que fue de mis años 90, pero hacerlo ahora con variantes nuevas que en este caso con los “buxardos”, con los que juego con las luces y las sombras por el interior de la pieza, y también con las se proyectan al exterior.
Supongo que está indagando en otros materiales y nuevas perspectivas.
Uno siempre está experimentando, de eso se trata en parte el mundo de la escultura y del arte en general.
¿Y con cuáles?
Es este momento quizá los más novedoso es el trabajo con papel…
¿Con papel en escultura?
Sí, trabajo con libros prensados. Hago una pila de libros y la prenso. Al hacerlo los libros adquieren prácticamente la firmeza y características de la madera, tanto que se pueden tallar. Y con ello trabajo formas geométricas que en ocasiones evocan edificios, a veces combinadas con otros materiales como es la propia madera. También estoy recuperando el ladrillo, un material con el que trabajé en su día, y que luego dejé un poco arrinconado, y, sobre todo, también mucho con el acero cortén, que es ese acero oxidado.

Uno de los guerreros de Francisco Pazos
¿Algún proyecto en mente?
De momento no. Estoy trabajando siempre en el taller y no tengo concurso o exposición individual alguna en mente, pero estoy siempre con obra en dos o tres exposiciones colectivas.
¿Continúa aún aquella exposición itinerante de “China y la UE, y los guerreros del Emperador Qin”, en la que un escultor por cada país de la Unión aportaba un guerrero y por España figuraba precisamente uno de los suyos?
Sí aún sigue. Tras exponerla en Croacia estuvo parada casi un año, pero hace unos días me informaron de que van a retomarla y que el próximo destino es Francia.
Dicen que los mercados dan síntomas ligeros de mejoría. ¿Se percibe esto en el mercado del arte?
En el arte hay muchos tramos. Tengo entendido que en las granes firmas, esas que comercializan piezas de 100.000 euro para arriba, la obra se están vendiendo mejor que nunca. Pero luego, los que no movemos en un sector medio o medio-bajo, como es mi caso, desde 2009 hemos notado un parón tremendo. Cierto es en el último año he ido con obra Art Madrid y se vendió toda y una más a mayores que tuve que enviar, y también hice una exposición en Portugal que funcionó muy bien.
Mirando en perspectiva: que ha evolucionado en la obra de Francisco Pazos? O su obra es más bien un continuo “ir y venir”?
Es más bien esto último, un ir y venir constante, pero siempre con aportaciones. A largo de mi vida he trabajado una lista amplia de materiales, he experimentado mucho con ellos, pero siempre vuelvo atrás, para retomar algo, mas siempre con aportaciones, con en este caso del menhir. Es paso adelante y paso atrás, una forma de reinventarse de manera constante.


domingo, 24 de julio de 2016

     LOS PLAGUICIDAS... QUE RESPIRAMOS

El uso de atomizadores conectados a tractores agrarios para aplicar de forma indiscriminada plaguicidas, fungicidas y demás fitosanitarios al viñedo -actividad en pleno apogeo estos días en O Salnés- va camino de convertirse en debate agrio entre viticultores y vecinos afectados en sus casas inmediatas a viñedos, y que reclaman mayor sensibilidad a lo hora de aplicar estos tratamientos. No obstante, no existe legislación concreta que reglamente o prohíba el uso de estos aparatos en la cercanía en viviendas, por lo que las partes apelan a un código de buenas prácticas que los viticultores deberían tener presente.

Tractor con  atomizador en plena actividad en una finca de O Salnés. Foto: Iñaki Abella



Al fondo nube de sulfato que desprende un atomizador en Lores
La secuencia de fotografías que ilustra este reportaje (izquierda y abajo), elaboradas por un técnico en mediciones, demuestra como la nube tóxica visible que desprende este atomizador -que no la invisible, que es más amplia- alcanza los 72 metros de largo por otros 72 de alto. La secuencia, captada desde el centro de la localidad de Meaño, muestra a actividad de uno de estos aparatos en la parte alta de Lores, a una distancia de aproximadamente 2 kms. en línea recta al objetivo de la cámara. Cuando una actividad así se lleva a cabo en zonas inmediatas a viviendas, despierta el recelo de vecinos que ven como sus casa, huerta y vida exterior se ven afectadas por estas nubes tóxicas que originan, en más de una ocasión, discusiones entre vecinos y viticultores.

Medición técnico de la nube

Elías Castro, vecino de Meaño a la par que viticultor, es uno de los afectados es su vivienda de Pereiras: “es lamentables que no se ponga coto a esto -lamenta-, mismo el hace unos días cuando me disponía a coger mi coche, estacionado en un aparcamiento público delante de casa, me encontré con él todo lleno de sulfato… otro día que si un tendal de ropa, otro que los cristales se acabas de limpiar, incluso en una ocasión en pleno verano, con el viento soplando del norte, cuando nos dimos cuenta la nube de sulfato que desprendía un atomizador entraba en la cocina mientras estábamos comiendo”. “Yo -agrega- estoy de acuerdo en su uso en espacios grandes y alejados de viviendas, pero en las cercanías de ellas, y más tratándose de fincas pequeñas, se debería sulfatar a pistola para minimizar el impacto, lo contario es invadir los derechos de los residentes, ¿o no?”.

Detalle de alzado y planta de viñedo y nube tóxica

Legislación
Actualmente la legislación vigente en España, cuyo documento clave al que nos remiten los técnicos consultados, es el Real Decreto 1311/2012, precisa distancias mínimas con respecto a pozos de agua potable y ríos a la hora de aplicar fitosanitarios -50 metros-, pero no detalla alguna con respecto a viviendas. Preguntado sobre el particular, José Manuel Loureiro, responsable del Servicio de Sanidad Vegetal de la Xunta en Pontevedra, lo confirma: “el Real Decreto sí precisa muy bien una serie de parámetros y de distancias con respecto a pozos, ríos y demás, pero en cambio no dice nada con respecto a viviendas, lo que, en parte, no deja de suponer cierta incongruencia” admite.
El Real Decreto en cuestión tan solo incluye en su capítulo IV una vaga mención a las zonas habitadas. Es en su artículo 27 que reza textualmente: “si la zona sobre la que se va a efectuar la pulverización está próxima a zonas habitadas o transitadas, en el procedimiento de autorización deberá considerarse el posible impacto sobre la salud humana, incluyéndose en la autorización, en caso necesario, medidas específicas de gestión del riesgo, para velar que no se produzcan efectos adversos”. No más.
“En estos casos -precisa José Manuel Loureiro- lo más sensato es apelar a un código de buenas prácticas, que se le da a conoces a los viticultores en sus cursos formativos para la obtención del carnet de aplicador de productos fitosanitarios”. Pero, por otra parte, tampoco en estos cursos se suele incidir sobre el particular en relación con viviendas y se habla de “sentido común a la hora de realizar la aplicación”.

Labores de sulfatado con atomizador en Abuín-Dena
“En mi caso tengo suerte con el vecindario -explica Joaquín Rodríguez, quien en su día fuera presidente del Colectivo Ecoloxista do Salnés y que tiene su vivienda enclavada en medio de viñedos en la localidad meañesa de Padrenda-, cierto que tuve que hablar con algunos viticultores que utilizaban atomizadores al lado de casa, mismo en ocasiones cuando estábamos comiendo en el exterior en verano, por lo que teníamos que recoger todo y meternos dentro, lo entendieron y ahora nos avisan con anterioridad cuando van a tratar”. “Pero sé de gente -añade- que sí tiene problemas, que han hecho grabaciones y que incluso se están planteado el denunciarlo”.
Mas una denuncia así tiene escasos visos de progresar. “Es complicado -admite José Manuel Loureiro-, al no estar prohibido lo único que cabría demostrar que el viticultor está haciendo mal uso en cuanto a las presiones con que trabaja en su atomizador, y eso es difícil porque cuando lleguen los agentes al lugar es bastante probable que haya acabado de sulfatar y no esté ya en la viña”.
De esta forma el residente en una vivienda en zona de viñedos -estampa habitual en O Salnés dado el minifundio y la dispersión de la población-, queda así desamparado en su casa y su trozo de huerto que presumía ecológico. Mismo el Colectivo Ecoloxista do Salnés, que hace unos días denunciaba los daños que el uso continuado de fitosanitarios estaba causando al Umia, no ha hecho hincapié sobre los posibles efectos adversos directos en cuanto a la población.
           
Cultivos ecológicos ¿...?
Primer plano de un atomizador
Así las cosas la situación del cultivo ecológico al aire libre en O Salnés es una quimera. Manuel Cancio, técnico del Craega (Consello Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia) lo explica: “para que una parcela sea declarada apta para un cultivo ecológico -apunta- debe guardar una distancia de entre uno y dos metros con respecto a otra colindante donde se apliquen fitosanitarios”. “Se puede recurrir a setos para que actúen de barrera -añade-, pero si se trata de viñedo emparrado, como es el caso de O Salnés y donde son habituales los atomizadores, eso es muy complicado”. Advierte además que el agricultor que produce -aunque sea desde hace años- en una finca con sello de “ecológica” puede verse perjudicado en el caso de que el colindante plante un viñedo emparrado: “es ese caso el agricultor ecológico está fastidiado -precisa-, si sucede, lo más probable es que su producto pierda su sello, no importa que él llevara años antes con su actividad”.
“Es una situación compleja -apunta el bodeguero meañés Eulogio Pomares cuando es preguntado sobre el particular- que, de momento, aquí no ha saltado, pero que en la zona de Burdeos en Francia, que conozco bien, ya ha originado sus conflictos, como la intoxicación por vía aérea de niños de un colegio, razón por la que luego se llegó a la prohibición de aplicar cerca de centros de enseñanza donde hubiera niños”.

¿Viticultores criminalizados?
Manuel Ángel Dopazo
En la parte de los viticultores Manuel Ángel Dopazo, secretario general de Unións Agrarias advierte: “no se puede criminalizar al sector por culpa de unos pocos, la viticultura, no podemos olvidarlo, aporta mucha riqueza a la comarca”. “Hoy -añade- existen en el mercado boquillas anti deriva que se colocan en los atomizadores y que generan una la nube que no va más allá de los dos metros”. “Además -puntualiza- hay que trabajar con la presión adecuada, con 4 ó 5 kg. es suficiente, pero hay quien sulfata con 9 ó 10, y eso es una barbaridad”. Admite que su sindicato en O Salnés no ha recibido queja formal sobre el uso de atomizadores cerca de viviendas, “aunque a nivel de la asociación de vecinos de Lores -de la que él es presidente- sí me ha llegado alguna, pero en esos casos yo insisto en el sentido común a la hora de aplicar”.
Eso sí, José Manuel Dopazo lamenta que de un tiempo a esta parte el viticultor esté en exceso en el punto de mira: “nos están complicando mucho las cosas -advierte-: que si el carnet de aplicador, que además sólo sirve para  aplicar en tus fincas y no para en las de un hermano, padre o hijo, que ahí ya necesitarías uno profesional, que si la revisión de nuestros equipos de aplicador por lo que habrá que pagar lo suyo… se preocupan mucho por eso, pero nada por aquellos viticultores que no cobran la uva”.

Sin estudios médicos 
De momento en el área médica de Pontevedra-Arousa no se está realizando estudio médico alguno sobre el impacto sobre la salud humana del uso sistemático de fitosanitarios, cada vez más frecuentes en una comarca donde el viñedo de albariño, tan sensible al mildiu, se ha erigido en protagonista en los último años. Preguntados algunos facultativos de centros de salud únicamente han constatado “algún tipo de afección respiratoria, caso de bronquitis en alguna ocasión por haber estado en contacto con fitosanitarios”. La doctora Amparo Díaz, jefa de servicio de Baltar, que es quien habla, se felicita por iniciativas como el carnet de aplicador “porque, cuando menos, los viticultores tienen información sobre la toxicidad de los productos que manipulan, y raíz de ello los ves más protegidos con máscaras y fundas adecuadas para la labor”.

Viñeta sobre la peligrosidad del gllifosato
Pero la presidenta del Colectivo Ecoloxista do Salnés, Marta Lois, incide en el peligro de algunos de estos fitosanitarios, “caso del glifosato, que es uno de los herbicidas  más usados por viticultores en viñedos de la comarca y que, deberían saber, la Organización Mundial de la Salud lo ha catalogado como cancerígeno, por eso no nos explicamos cómo se sigue comercializando. Los viticultores deben optar por otro tipo de herbicidas menos agresivos y peligrosos para la salud humana.”

domingo, 17 de julio de 2016

En nome dos avós...

Os avós da "Escola Infantil Municipal 0-3 anos" e o clown e malabarista galego-belga Rudi Dudi foron os protagonistas desta semana de verán en Meaño. 

Momento musical  da homenaxe aos avós dos alumnnos da Escola Infantill
Foto: Iñaki Abella
Os avós dos alumnos da Escola Infantil 0-3 anos dunha xornada de convivencia cos seus netos na aula, a xeito de pequena homenaxe organizada polas profesoras do centro. Foron uns 40 avós e avóas os que acudiron á cita, puntuais, coa emoción de ver aos seus netos desenvolverse nun espazo diferente ao do fogar e interrelacionarse cos seus compañeiros. Primeiro no interior de cada aula coñeceron as rutinas diarias que fan os nenos, e que van desde identificar o día da semana no que están, aos compañeiros presentes na aula ou aos que ese día faltaron a clase. A continuación netos y avós bailaron unha coreografía da canción “Miña abuela Manuela”, do grupo Migallas. Tras isto saíron ao patio exterior onde disfrutaron da actuación dun trío de fagotes da Escola Municipal de Música de Meaño que interpretaron para a ocasión “A panteira rosa” de Henry Mancini, “The Entertainer”, “Pecherine rag” -ambas de Scott Joplin- y “Tetris Trío”, música ésta do popular xogo de videoconsolas con arreglos da mestra Alejandra Rivera. Un aperitivo á sombra do patio puxo o broche ao encontro.

Un avó da Escola infantil flanqueado de nenos. Foto: Iñaki Abella
“Ser avó disfrútase máis que ser pai -recoñecía o avó Juan Riveiro, presente no acto-, polo menos no meu caso, porque estando xubilado teño más tiempo para os netos do que tiven para os fillos”. Matilde González -bisavóa xa- recoñecía sentirse sorprendida “do moito traballo que teñen as profesoras no día a día, e do ben organizado que teñen todo aí dentro”.
"A figura do avó ou a avóa cobrou maior protagonismo nos últimos años -recoñecía a directora Lara Ribadomar-, por canto os pais moitas veces traballan, polo que son os avós os que asumen o rol de estar máis tempo en ocasións con neno: vísteno, danlles de comer, incluso é frecuente que os veñan a traer ou buscar á gardería”. “De ahí -continúa- a iniciativa de brindarlles este pequeno xesto pola sua entrega e labor".

Intre da actuación do trío de fagotes
Música para nenos
A actuación dos fagotistas era ademáis á par a primera das audiciones musicais que a Escola Infantil Municipal acollerá neste este mes de xullo nun intento de achegar o mundo dos sons e da música as nenos. Trátase dun proxecto que a escola repite desde fai dous veráns e que conra cunha excelente acollida.
É así que nesta última quincena de jullo irán desfilando polo centro formacións e solistas vinculados á Escola Municipal de Música que ofrecerán un ciclo de pequenos conciertos aos nenos no patio exterior. “El obxectivo -explican desde  escola- é familiarizar aos neno cos sons dos instrumentos musicais, e a estas idades tan temperáns o primeiro é que algúns perdan o medo a escoitalos, despois sóltanse e xa empezan a bailan”. 

Clown Rudi Dudi
O clown Rudi Dudi nun intre da actuación
Por outra banda o clown e malabarista galego-belga Rudi Dudi actuaba o martes na Praza da Feira para o nenos dos campamentos “Meniñadas” e “Brincadeira”, poñendo en escea o seu espectáculo “Rastafarudi”, que aunaba maxia, malabares e unha boa dose de humor. O público infantil, siempre xeneroso, premiou ao clown con gargalladas a raudais e ovacións que vestiron de colorido a praza durante a hora que durou o espectáculo.
Un Rudi Dudi que ao termo da actuación mostrábase entusiasmado coa resposta dos pequenos. “Mi espectáculos están siempre dirigidos a un público familiar, pero reconozco que los niños son más espontáneos, más naturales, en cambio a los padres cada vez más, quizás por el ritmo de vida frenético que llevamos hoy, les cuesta más sacar el niño todos llevamos dentro, y ese es el otro objetivo que me planteo en mis actuaciones, porque es bueno también para los adultos reírse y disfrutar de cuando en vez como niños”. É así que a improvisación xoga nas suas actuacións un papel primordial: “creo -afirmaba- que un 40 por ciento del espectáculo es pura improvisación de lo que va surgiendo en el momento, porque cuando haces participar tanto al público, nunca sabes con lo que te vas a encontrar y ahí es donde tienes que tener recursos, por eso, aún con el mismo espectáculo, el resultado de cada actuación es al final muy distinto”.

Os nenos disfrutaron na praza coo espectáculo "Rastafarudi"
Rudi Vanminsel -que así é o seu nome orixinal- é un clown belga que a inicios deste século afincouse en Galicia. “En los 80 hice mucho teatro en Bélgica -rememora-, luego en Irlanda, en los 90, combiné el teatro con el arte de cuentacuentos, pero hace 12 años me establecí en Pontevedra por amor, al conocer aquí a la que hoy es mi mujer, y fue entonces cuando me convertí de lleno en clown”.
Desde entonces Rudi Vanminsel recorreu a comunidade galega cos seus espectáculos “Clowtaminación” y “Rastafarrudi”. Ahora prepara un terceiro que estrenará o vindeiro mes de agosto en Riveira baixo o título de "Rudículo". Un Rudi Dudi que, asomado a Polo Ventanuco, lamentaba as dificultades de traballar como clowv nos últimos anos:“los recortes han afectado mucho a todo lo que tiene que ver con la cultura, actuaciones tenemos las justas, tanto que en ocasiones nos vemos obligados que hacer algo de calle, y esto la nueva ley tampoco nos lo pone nada fácil”.


sábado, 9 de julio de 2016

conversas.com 
Leonardo Nortes Cano
Inventor de una señal de prevención de atropellos

El murciano Leonardo Nortes Cano, cirujano pediátrico hoy jubilado y vinculado ha Galicia porque su mujer es lucense, ha concebido una señal de prevención de atropellos que se prevé figure ya en el próximo catálogo de DGT. Todo a raíz de la muerte de un amigo suyo en la autovía de Alicante por un atropello al bajar del vehículo al auxiliar una avería. Hace unos días la presentaba en Meaño con motivo de la “II Concentración de Escaravellos do Salnés”. La señal puede adquirirse ya, en momento en la web del distribuidor, pero su promotor prevé que pronto llegará a las tiendas.

“ESTA SEÑAL VA SALVAR MUCHAS VIDAS, ESTOY CONVENCIDO QUE VA A SUSTITUIR AL TRIÁNGULO”

Leonardo Nortes con su señal en la Praza da Feira en Meaño. Foto: Noé Parga
¿En qué consiste señal de balizamiento y prevención de atropellos que usted ha inventado y que está llegando al mercado?
En una señal de balizamiento a modo de flecha reflectante de 30 centímetros de longitud, que se porta dentro del vehículo y que se coloca en la ventanilla o la chapa de la puerta antes de apearse en una carretera o autovía. La señal advierte a los conductores de la necesidad de desviarse del vehículo detenido.
¿En que mejora el triángulo de peligro que se coloca ahora?
Lo mejora, primero aportando un elemento de seguridad antes de apearse del vehículo, evitando así atropello en esa acción de bajarse, y luego que, al colocarse a la altura de la ventanilla cuadra justo en el campo de visión directa del ojo, cuando el triángulo está fuera de él y obliga al conductor a ladear la cabeza 60 grados para verlo. Además es ideal para personas con movilidad reducida o con una silla de ruedas que tengan que apearse del vehículo por cualquier necesidad.
Parece simple pero efectiva.
Sí, pero va a salvar muchas vidas.
¿Ha mantenido contacto con responsables de Tráfico para presentarla?
Sí, y de hecho le vieron gran utilidad, tanto que desde la DGT me confirmaron que en la próxima revisión de catálogo de señales ya la incluirán, si bien en un primer momento como no obligatoria, pero yo con el tiempo estoy convencido de que acabará sustituyendo al triángulo. Mismo en los próximos días tengo una entrevista con la directora de Tráfico de Cataluña, que se ha interesado por la señal, así como con directivos del RACC. También RACE le ha dado su apoyo.

Otra instantánea del inventor murciano. Foto: Noé Parga
¿Y cómo se le dio a un cirujano por inventar una señal de tráfico?
Fue hace unos 10 años en que un agente de tráfico, muy amigo mío, falleció a causa de un atropello en la autovía de Alicante cuando, no estando de servicio, detuvo su vehículo particular en el arcén y se disponía a bajar de él para ayudar a una conductora que sufría un avería. No pudo recuperar de las lesiones del atropello y murió al poco tiempo. Su fallecimiento significó para mí un palo muy duro, tanto que empecé a darle vueltas a la cabeza de cómo evitar un atropello así. Tras un tiempo concibiéndolo me concedieron la patente de la señal hace dos años y ahora he empezado a producirla.
Veo que tiene dos modelos. ¿En qué se diferencian?
Uno es para colocar en la ventanilla del coche: abres la ventanilla, desde el interior del vehículo anclas la señal en el borde superior del cristal con el clip que lleva en un extremo, y luego cierras la ventana para dejarla firme. El otro modelo es una pieza con un extremo magnético que se adhiere a la chapa. Lo hace también desde la ventanilla, en la parte lateral del coche. A partir de este simple gesto, apearse es más seguro.
¿Han testado su utilidad?
Si, y hemos comprobado como disponiendo un vehículo en el arcén, y colocando un triángulo antes, los automovilistas reducían la velocidad al acercarse pero no se separaban lo suficiente del automóvil detenido, con el consiguiente riesgo de atropello si alguien se apea en ese momento. En cambio cuando hicimos la misma pureba con esta flecha reflectante, que además de noche es visible a un kilómetro de distancia, los automovilistas sí se separaban y guardaban esa distancia prudencial.
¿Se está produciendo ya?
Sí, lo está haciendo una empresa murciana que se dedica a la inyección.
¿Se puede adquirir en el mercado?
De momento solo en la web del distribuidor que es www.pfseguridadvial.com pero prevemos que pronto estará en las tiendas convencionales.
¿Y a qué precio?
Ronda los 25 euros.